A cinco meses de la asunción de Javier Milei, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, brinda este miércoles su primer informe de gestión del Gobierno ante el Senado, en momentos que la Cámara alta se encuentra empantanada en la discusión por la Ley Bases y el paquete fiscal, dos medidas que el Ejecutivo exige para avanzar en un pacto con los gobernadores.

Pasadas las 11, el jefe de ministro comenzó con su informe en el que destaca el objetivo del Gobierno de hacer sostenible el déficit cero, remarcó que la Argentina tiene un problema de credibilidad, resultado de las gestiones anteriores. «Han destruido la credibilidad de nuestro país sobre todo entre nuestros ciudadanos», arrancó el funcionario ante unos 50 senadores que participaron en la reunión informativa.

Posse está acompañado por el vicejefe José Rolandi; la jefa de asesores, María Luz Gónzalez Carman; junto a los secretarios de Estrategia Nacional, Jorge Antelo; de Innovación, Ciencia y Tecnología, Alejandro Cosentino; y de Relaciones Parlamentarias, Omar de Marchi.

Nicolás Posse en el Senado para su primer informe. Foto: Guillermo Rodríguez Adami.Nicolás Posse en el Senado para su primer informe. Foto: Guillermo Rodríguez Adami.

También estuvieron los secretarios, Eduardo Rodríguez Chirillo (Energía), Josefina Sanz (Simplificación del Estado), Juan Manuel Gallo (Coordinación Legal y Administrativa) Mauricio González Botto (Empresas y Sociedades del Estado).

En su exposición, Posse resaltó que el Gobierno alcanzó la meta del déficit cero y llegó a superávit fiscal que en el primer trimestre se ubicó en el orden de los 4 millones de pesos y estimó que el índice de abril «marca que va en la misma dirección».

«El superávit fiscal significa que somos un país solvente. Desde 2008 que no tenemos superávit fiscal», señaló el funcionario, para insistir en la necesidad de reconstruir la credibilidad e insistió en varios tramos que «los argentinos tienen medio PBI debajo del colchón».

Hubo críticas a la CGT por «una actitud agresiva que no tuvo con respecto a los gobiernos anteriores». Es por los dos paros que la central sindical realizó en los primeros cinco meses del gobierno de Javier Milei.

En este contexto, el jefe de ministros también hizo una defensa del mega DNU 70/23 de desregulación de la economía y, puntualmente, resaltó que con la eliminación de la ley de alquileres hubo una mejora de un 40 % de la oferta y una baja en los precios de los contratos.

También justificó la compra de los 24 aviones F-16 a Dinamarca al resaltar que al momento de asumir el Gobierno había «una importante debilidad sobre todo en la Fuerza Aérea» para hacer frente al problema del narcotráfico. Y resaltó que la adquisición de estas naves representan «la decisión más importantes» que hizo la Argentina en los últimos años.

En este escenario, Posse destacó la Ley Bases y aseguró que incluye «reformas de largo plazo, que no van a resolver la macro de corto, pero sí van a acelerar el proceso de recuperación y van a ser a hacer mucho más confiable a la Argentina para recibir inversiones».

Además salió al cruce de las críticas al Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), al señalar que «permite inversiones de gran volumen que requieren de seguridad jurídica».

Posse cargó duro contras las organizaciones sociales: «Un esquema de esclavitud moderno»

Posse aprovechó su presencia en el Senado para cargar fuerte contra las organizaciones piqueteras, en momentos que la justicia investiga 14 denuncias realizadas por la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, por distintos hechos de corrupción.

Al respecto, el jefe de Gabinete aseguró que estos grupos instalaron «un sistema de estructura piramidal y tremendamente autoritario».

Explicó que quienes ocupan los cargos superiores tenían la misión de «forzar a la gente de los niveles inferiores a vender comida que era entregada por el Estado y quedarse con la ganancia». «Realmente muy parecido a un esquema de esclavitud moderno, lamentable», remató.

Justamente, el Gobierno denunció casos de fraude, subsidios sin control, compras irregulares y hasta robo, entre otros delitos.

El jefe de Gabinete respondió un récord de preguntas de los senadores

Previo a su llegada al Congreso, el jefe de ministros debió responder un número récord de preguntas por escrito. Los senadores le transmitieron un total de 1.286 consultas, superando incluso las 1160 preguntas que le hicieron en junio de 2021 a Santiago Cafiero, en el gobierno de Alberto Fernández, que hasta el momento era la cifra máxima.

Siguiendo la costumbre libertaria, Posse promocionó su visita al Senado a través de las redes sociales lo que permitió que finalmente se le conozca la voz públicamente, ya que hasta el momento el funcionario clave del Gobierno evitó responder a la prensa.

El jefe de Gabinete ya tuvo que contestar varios interrogantes sobre la Ley Bases, principalmente vinculados con el proceso de privatización de las empresas del Estado, pero también respondió sobre economía.

Evitó dar una proyección inflacionaria pero anticipó que para diciembre se espera un índice de un dígito «bajo» y también confirmó que la promocionada dolarización de Milei, por ahora, «no está en agenda», tal como publicó Clarín.

En este raid de preguntas, Posse tuvo que responder sobre el DNU 70/2023, que fue rechazado por el Senado y está pendiente de tratamiento en el Senado. Además, el funcionario tuvo que dar cuenta de las ejecuciones presupuestarias llevadas adelante por el Gobierno, ya que la administración de Milei se maneja con el presupuesto de 2023.

Cómo será la sesión informativa de Nicolás Posse en el Senado

De acuerdo a lo resuelto en la reunión de Labor Parlamentaria, el jefe de Gabinete tendrá entre 40 minutos y una hora para dar su informe y luego será el turno de los senadores quienes preguntarán sobre las políticas del Gobierno libertario.

La ronda de consultas arrancará con los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano, quienes tendrán un total de 10 minutos. Mientras que por el bloque Cambio Federal, que encabeza el salteño Juan Carlos Romero, preguntarán Andrea Cristina y Edith Terenzi. Luego el jefe de Gabinete tendrá 20 minutos para responder.

Por Unión por la Patria expondrán y consultarán al jefe de Gabinete 22 senadores, mientras que por la UCR lo harán 8 legisladores. Por el PRO están anotados 4 representantes y sólo Juan Carlos Pagotto preguntará por La Libertad Avanza.

Jose Mayans Mariano Recalde Sergio Uñac durante el debate en comisión de la Ley Bases. Foto: Federico López Claro.Jose Mayans Mariano Recalde Sergio Uñac durante el debate en comisión de la Ley Bases. Foto: Federico López Claro.

La sesión informativa del jefe de Gabinete seguramente tendrá momentos de mucha tensión por la actualiza que se vive en el Senado, donde la oposición sigue cuestionando varios de los capítulos de la Ley Bases y paquete fiscal, como el blanqueo de capitales, el régimen de promoción de inversiones (RIGI), la reforma laboral y la restitución del impuesto a las Ganancias.

Por fmluzucom

Deja una respuesta