Con una carta de Diana Mondino al presidente del bloque de la Unión Cívica Radical en el Senado, Eduardo Vischi, y a la que tuvo acceso Clarín, se destrabó el gran escollo que tenía Axel Wahnish, el guía espiritual, amigo y rabino de Javier Milei para ser su embajador ante Israel.

En esa carta, el Gobierno se comprometió a que en los planes de Milei de trasladar la embajada argentina en Tel Aviv a Jerusalén para complacer al premier Benjamín Netanyahu no perjudicará el reclamo nacional de soberanía sobre las islas Malvinas. La palabra de la Ministra, congelaría esos planes.

La carta de la canciller Mondino a Lousteau por la designaciones del rabino Wahnish como embajador ante IsraelLa carta de la canciller Mondino a Lousteau por la designaciones del rabino Wahnish como embajador ante Israel

“A los efectos de reiterarle las seguridades de que la Cancillería argentina no realizará ninguna acción en el ámbito de la política exterior que perjudique el interés nacional para lograr el objetivo de recuperar el ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich y los espacios marítimos circundantes, en la linea con el mandato dispuesto por en la cláusula transitoria primera de la Constitución Nacional”, dice la carta de la Ministra, que está en poder de numerosos miembros del Senado.

En un principio, si bien la carta fue dirigida formalmente a Vischi el destinatario político no puede ser otro que el senador y presidente de la UCR Martín Lousteau, quien demoró la firma del dictamen para confirmar el pliego de confirmación que necesitaba el rabino por ser embajador de origen político. Y luego también trascendió que no iba a dar su voto para este jueves en el recinto del Senado donde se espera que se re confirmen los otros cinco embajadores político de Milei. Se aprueba por mayoría simple.

Este jueves la Cámara alta sesionará por varios temas, entre ellos la confirmaciones del rabino a Israel; del empresario Gerardo Werthein, como embajador ante los Estados Unidos y del abogado y analista internacional Mariano Caucino, a la India. También del académico Ian Sielecki, como embajador en Francia; del economista y amigo de Milei, Guillermo Nielsen a Paraguay; y de Sonia Cavallo Runde, la hija del ex ministro de Economía Domingo Cavallo a la jefatura de la Representación ante la Organizaciones de Estados Americanos.

El rabino Wahnish como Sonia Cavallo tuvieron dificultades para responder preguntas comprometidas sobre política exterior en la Comisión de Acuerdos, pero a quien ese le complicó fue a Wahnish por lo delicada de la cuestión Malvinas.

A su vez, en el programa de Alejandro Fantino, Milei volvió a insistir con el traslado de la embajada a Tel Aviv, mientras en las redes sus seguidores atacaban duramente a Lousteau. Eso molesto a Lousteau, que ya tiene un fuerte enfrentamiento previo con Milei y además porque se había reunido con Mondino, quien le había dicho algo parecido a lo que escribíos ahora en su carta.

La resolución 478 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no reconoce una ley fundamental del Estado de Israel que consideró en 1980 a la ciudad santa de Jerusalén como su capital.

Argentina es miembro y parte de la ONU, y reconoce sus resoluciones. Ante el organismo este país mantiene sus reclamos al Reino Unido por Malvinas, entre otros. Por otra parte, el rabino Wahnish mencionó el “derecho de autodeterminación” de Israel a declarar su capital adonde así lo desee, lo que es un argumento que también utilizan británicos y kelpers para rechazar cualquier jurisdicciones argentina en torno al archipiélago. Y Milei como el religioso hablan de trasladar la embajada a «Jerusalén occidental», argumentando que esas es la capital de Israel, pero la resolución de la ONU no reconoce la decisión israelí sobre todo el territorio de la disputada ciudad -que también reclaman los palestinos-.

Lo cierto es que, sabe este diario, todos los candidatos a Embajador de Milei – Gerardo Werthein y Wahnish estuvieron en casi todos los viajes al exterior que hizo el presidente, incluso el ultimo a Miami y Texas- se movilizaron para ayudar al rabino. Y según trascendió, unas de las figuras políticas que más se movilizaron para convencer a Lousteau, a Maxi Abad y también a varios peronistas para que confirmen los pliegos fueron por un lado el ex gobernador y hoy senador Juan Manzur, y por el otro el gobernador Gerardo Zamora a través de la senadora Claudia Ledesma Abdala, su mujer. En particular, el tucumano tiene altos vínculos con la colectividad judía y tiene buen dialogo con el presidente de la UCR.

Por fmluzucom

Deja una respuesta