A casi 17 años de la histórica nevada en la ciudad de Buenos Aires, se espera que ingrese una masa de aire frío en el centro del país que se sentirá en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires. Y es que el fin de semana habrán máximas que apenas superen los 10 grados.

Eso llevó a que se divulguen noticias y mensajes en redes que hablan de la posibilidad de que nieve en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, tal como ocurrió aquel 9 de julio de 2007. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se tienen que dar varias condiciones que complican que las nevadas se lleven a cabo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La comunicadora meteorológica del SMN Cindy Fernández habló con LA NACION sobre por qué no va a nevar en el AMBA y qué condiciones se necesitan para que ocurra ese fenómeno.

“El frio no es el único ingrediente que se necesita para que haya nieve. Si las temperaturas son muy bajas, menos chances de nieve hay porque si el aire es más frio, menos humedad tiene. Y la humedad es esencial”, explicó la meteoróloga ante una consulta de este medio.

En ese sentido, sostuvo que si bien se necesitan bajas temperaturas “similares o menores a 0°” en todos los niveles de la atmósfera, también deben darse las condiciones de una precipitación, es decir, que esté nublado y haya inestabilidad.

Pronóstico Climático Trimestral (mayo-junio-julio 2024) del SMN

Para este sábado, está pronosticada una temperatura mínima de 4° y una máxima de 11° con cielo de parcial a mayormente nublado, por lo que no están las condiciones de lluvias, por lo que tampoco va a nevar.

De todas formas, se esperan condiciones poco habituales la Ciudad y sus alrededores. Fernández destacó que el AMBA se encuentra en el inicio de una semana en la que las bajas temperaturas y los vientos fríos serán la norma, e irán recrudeciéndose con el pasar de los días. Las temperaturas más bajas de la semana tendrían lugar el sábado 25 o el domingo 26 de mayo, días que, según la meteoróloga, tendrán las máximas más bajas en lo que va del año.

Por otro lado, ante una consulta de LA NACION, Fernández argumentó por qué no nieva en Buenos Aires a lo largo de los años. “En nuestra zona las condiciones de frío intenso se dan porque tenemos el cielo despejado. Al estar despejado, se enfría el suelo más rápido y por eso bajan las temperaturas”, indicó, para luego advertir: “El frío intenso no es sinónimo de precipitaciones. Las condiciones no se dan en simultáneo en Buenos Aires”.

En ese marco, agregó: “Son un montón de condiciones las que se necesitan para que haya nevadas. En nuestra zona no es habitual que todos esos ingredientes coexistan en un mismo tiempo y lugar”.

En tanto, hay una baja probabilidad de nevadas en las zonas más altas de Sierra de la Ventana, en la Provincia de Buenos Aires. Allí tendrán lugar las temperaturas más bajas de la zona centro del país. Sin embargo, anticipó que serán “nevadas muy débiles”.

Por su parte, Mauricio Saldivar, de Meteored, confirmó que mayo está presentando temperaturas por debajo de lo normal, si bien se esperaba un año ordinario. “Particularmente en mayo en algunos lugares del centro del país hace bastante más frio, pero va a comenzar a normalizarse a partir de junio”, anticipó el meteorólogo en diálogo con LA NACION.

“Mayo en CABA suele tener mínimas de 11° y máximas de 19°, y hasta ahora hemos tenido temperaturas más bajas”, indicó.

Y cerró: “El fin de semana vamos a tener temperaturas bastante menores a lo normal, pero no va a representar valores extremos en la Ciudad”.

Por fmluzucom