MADRID.- La visita del presidente Javier Milei a España sigue despertando críticas en la izquierda española, ahora por su reunión con representantes de empresas españolas en la embajada argentina en Madrid.

Tanto la vicepresidenta española Yolanda Díaz, del partido Sumar, como la candidata de Podemos a las elecciones europeas, Irene Montero, criticaron la ausencia de mujeres empresarias españolas en el encuentro realizado en la sede diplomático al que fueron convocados más de una docena de invitados.

En referencia al presidente de Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Antonio Garamendi, Días escribió en su cuenta de X: “Garamendi se reúne con la derecha más radical que no ha parado de destruir derechos desde que ha llegado a gobernar”.

“Hay dos ausencias en esa foto: las mujeres y la decencia democrática”, agregó la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.

Díaz ya había criticado a Milei este viernes, el día en que el mandatario argentino comenzó su visita a España.

Estamos como país hastiados de la política del odio, yo defiendo la política de los afectos, un odio inoculado por arriba”, dijo . “No son muchos los generadores de odio, pero hacen un enorme ruido y lo inundan todo. Milei y otros gobiernos del odio vuelven con los recortes y con el autoritarismo”, expresó la número tres del gobierno de Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

De la misma manera se expresó Montero quien, sintéticamente, escribió “Faltan señores”.

Montero también cuestionó la reunión con empresarios en declaraciones a la prensa española. “Queremos lamentar que las grandes empresas de nuestro país estén hoy lavándole la cara a un personaje tan siniestro como Milei”, dijo la exministra de Pedro Sánchez.

Para Montero, la reunión demuestra que a los empresarios “la democracia no les importa nada”. “Sólo les importa hacer negocio y creemos que ese es también un problema democrático de primer orden en nuestro país”, dijo.

“Queremos recordar que en España, Milei no solamente es Abascal. Milei es también Ayuso, y las políticas que hacen son políticas que nada tienen que ver con la libertad. Son políticas de violencia y políticas de odio”, lanzó.

Al encuentro en la embajada fueron invitados representantes del Banco Santander, BBVA, Telefónica, Iberia, Indra, Mapfre y Dia, así como de la patronal (CEOE). A la salida del encuentro, Milei comentó a los periodistas sin bajarse del vehículo que el encuentro fue “fabuloso”, mientras que los empresarios no realizaron declaraciones a la salida de la embajada.

Más temprano, el propio presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, criticó las reuniones de Milei durante un mitin en Barcelona, en referencia a “esta corriente de fondo que estamos viendo, de negación de la ciencia, de los derechos de las mujeres, de equiparar la justicia social con una aberración, según ha dicho el presidente de la Argentina aquí en Madrid, como uno de los líderes principales de la internacional ultraderechista”.

Milei fue recibido afuera de la embajada por protestas de varias activistas de Femen que con el pecho descubierto gritaban “Milei no es libertad, es fascismo” y también de manifestantes que rechazaban su presencia y las de otros dirigentes internacionales este fin de semana en Madrid para la convención organizada por el partido de ultraderecha Vox. También había muestras de apoyo por parte de sus seguidores con cánticos de “Presidente, presidente”.

Además de su reunión con empresarios, Milei también tuvo un encuentro este sábado con el presidente de Vox, Santiago Abascal. “Acabo de terminar una muy interesante reunión con @JMilei. Los argentinos tienen un gran presidente y el socialismo globalista un gran problema”, escribió el dirigente en su cuenta de X, con una foto de la cumbre.

Agencia ANSA

Por fmluzucom