Otro escándalo vuelve a salpicar a la Cámara de Diputados y se da justamente en el marco de la votación del controvertido capítulo del impuesto al tabaco, que con su eliminación beneficiaba a Pablo Otero, el dueño de Tabacalera Sarandí, también conocido como el «Señor del Tabaco». Según denunció el bloque de Unión por la Patria (UxP) hubo «irregularidades» en el conteo de los votos, pero Martín Menem, presidente de la Cámara, rechazó las acusaciones y aseguró que el proceso se realizó de manera «correcta».

Con la maniobra buscan invalidar la votación que permitió incorporar nuevamente al capítulo del impuesto al tabaco, lo que sería un beneficio directo para Otero y su empresa Tabacalera Sarandí, que logró hacerse fuerte en el mercado por no pagar el impuesto mínimo a los cigarrillos gracias a una serie de cautelares judiciales a su favor. En los hechos, los K solicitaron a presidencia de diputados que se audite la votación para ver si es válida o no.

Todo ocurrió el martes 30 de abril, en la maratónica sesión en la que se dio media sanción a la Ley Bases y al paquete fiscal. En la discusión en particular, un sector de la oposición dialoguista planteó en el recinto la incorporación del capítulo tabacalero que había propuesto el Gobierno en su la versión original del proyecto para que todas las empresas del sector paguen los mismos impuestos. El lobby parlamentario del «Señor del Tabaco», como lo apodó Javier Milei, pudo más y la medida fue eliminada.

Los cigarrillos de Tabacalera Sarandí, la empresa de Pablo Otero. Los cigarrillos de Tabacalera Sarandí, la empresa de Pablo Otero.

Sin embargo, por presión de los diputados que responden a Gustavo Sáenz, gobernador de Salta, y los que están alineados con Hugo Passalacqua, de Misiones, se había acordado con el oficialismo llevar al recinto la discusión por este gravamen que es coparticipable. En el bloque de Innovación Federal, que preside Pamela Calletti, había baja expectativa de reunir los votos, pero con la ayuda de UxP logró incorporar la normativa como el capítulo 10 de la Ley Bases.

La votación, según consta en el registro de la página de la Cámara arrojó 82 votos positivos, 77 negativos y 69 abstenciones. Pero al final de la nómina con el detalle de cómo votó cada uno de los legisladores se incluyó una lista de 14 diputados que votaron «a viva voz» que no fueron contabilizados. Vale aclarar que en el video se puede ver que hay 93 legisladores que no pudieron registrar su voto de manera electrónica, algo inédito en una sesión.

Diputados durante la votación de la Ley Bases. Foto: Federico López Claro.Diputados durante la votación de la Ley Bases. Foto: Federico López Claro.

El kirchnerismo se abstuvo «a viva voz»

Pero al analizar los registros, el primer detalle que llama la atención es que los 69 votos de abstención fueron a viva voz. Es decir que el diputado o no estaba logueado para emitir su voto o hubo una falla en el sistema. A eso se agrega que entre los 14 votos observados, hay que remarcar que no fueron incluidos en el resultado final, 10 pertenecen al peronismo.

Desde el bloque de UxP, que preside Germán Martínez, dicen que «no hay nada que investigar está todo en el video y es responsabilidad del presidente de la Cámara». Para la fuerza opositora, «Menem tiene que clarificar lo que hizo en esa votación» y también exigen «garantías de que no se haya equivocado en otra votación».

«El acta de votación refleja lo que se votó en el recinto», le aseguró a Clarín Martín Menem. La explicación que dan desde la presidencia de la Cámara es que cuando se abre la votación, los diputados deben estar logueados y permanecer sentados en sus bancas durante el minuto y 15 segundos que dura el proceso. Una vez cerrada la votación, los únicos votos que valen son los emitidos por sistema y los de aquellos diputados que figuran en la pantalla como ‘pendiente de votación’, que son aquellos que estuvieron registrados por el sistema y sentados, pero que no pudieron emitir su voto y lo hacen a viva voz.

Hasta Máximo Kirchner expresó su voto a viva voz durante la votación del capítulo tabacalero. Foto: Federico López Claro.Hasta Máximo Kirchner expresó su voto a viva voz durante la votación del capítulo tabacalero. Foto: Federico López Claro.

Justamente, en el video se puede ver el momento en que Menem termina registrando el voto a viva voz de Christian Zulli (UxP/Corrientes). «Vamos a ver el resultado de la votación», agrega el riojano. En ese instante, la diputada María Parola, también del peronismo, pide que quede registrada su abstención. Así se sucedieron los reclamos de otros 13 diputados, pero ninguno formó parte del resultado final. Incluso, los kirchnerista Aldo Leiva y María Luisa Chomiak aclararon que ellos se abstuvieron aunque en el tablero habían quedado registrado que lo hicieron por la afirmativa.

A esto se agrega que Germana Figueroa Casas (PRO), Benedit Beltrán (LLA) Daiana Fernández Molero (PRO) también dieron su voto a viva voz expresándose por la negativa. En resumen, si estos votos hubieran sido registrados por el sistema, la votación hubiera terminado empatada en 80 votos positivos y 80 negativos, según dice el kirchnerismo. Y dicen que si se hubieran tomado las 11 abstenciones que quedaron en observación, habría triple empate de 80 votos.

Desde la presidencia de la Cámara explicaron que en los casos de Leiva y Chomiak, el sistema registró que votaron afirmativamente por lo que en el tablero no aparecieron como voto pendiente de votación. En el resto de los casos explicaron que los diputados se desloguearon o ingresaron al recinto cuando estaba cerrada la votación.


Germán Martínez, Cecilia Moreau, Carlos Heller, Paula Penacca y Leopoldo Moreau durante el debate. Foto: Federico López Claro.
Germán Martínez, Cecilia Moreau, Carlos Heller, Paula Penacca y Leopoldo Moreau durante el debate. Foto: Federico López Claro.

Picante cruce entre Germán Martínez y Martín Menem

«Lo que pasó en esa votación complica la credibilidad de la media sanción», advirtió Germán Martínez en declaraciones a este diario. Mientras que Menem respondió que el kirchnerismo «busca generar confusión» con el hecho de que, una vez cerrada la votación les dio la palabra a diputados que no figuraban pendientes de votación «para no cercenar su derecho a expresarse».

Más allá de la pelea entre el oficialismo y la oposición, se rompió un poco la tradición de anticipar la abstención antes de la votación. La ex diputada Graciela Camaño advirtió que «abstenerse no es una elección» y precisó que se necesita de «una autorización del cuerpo«.

El martes arranca el debate en el Senado y ya se espera una discusión más que caliente entre el oficialismo y la oposición.

Por fmluzucom

Deja un comentario