Las repercusiones por la designación de candidatos para integrar la Corte Suprema de Justicia siguen sucediéndose, y suman tensión al proceso de apoyos e impugnaciones que deberán atravesar los dos juristas postulados por el gobierno: Ariel Lijo y Manuel García-Mansilla.

A la cadena de rechazos que viene sumando la postulación del juez federal Lijo, este martes sumó la del Club Político Argentino, una organización integrada por «ciudadanos de variadas corrientes políticas y sectores sociales, busca contribuir a la mejora de nuestra calidad de vida institucional y política, en una cultura de respeto, diversidad y diálogo.»

Aunque al igual que ocurrió con la Amcham e IDEA no lo nombran directamente, la entidad expresó sus reparos a la elección de actual magistrado del fuero penal federal porteño.

«El Club Político Argentino insta a que se presenten candidatos que ofrezcan, ante la sociedad, claras garantías de capacidad jurídica y de ejemplaridad moral para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación», comienza el comunicado.

«La renovación de la Corte debe incrementar la confianza y valoración social de la Justicia. Quien se incorpore resolverá los más relevantes conflictos jurídicos nacionales, por décadas. Debe ser intachable. Sería imperdonable que dudas razonables de hoy se transformaran en oscuridades judiciales de mañana«, continúa el texto en su tramo más caliente.

«La ciudadanía y la ley requieren además que la Corte se enriquezca con mujeres jurídicas de fuste. Hay sobradas candidatas de incuestionable trayectoria, reconocidas forjadoras del derecho, en sus cátedras, escritos o sentencias, que prestigiarán la Corte, como lo hicieron sus tres predecesoras.»

«Está en juego el tercer poder en que se asienta la república. Lo que se resuelva impactará en el futuro de todos. El Club Político urge a que, con sus nuevos miembros, la Corte busque ser más capaz, inclusiva, ejemplar y respetada. Que construya una Justicia independiente, al servicio de todos, con integrantes de los que estemos orgullosos. Lo necesitamos», concluye la organización.

Dura respuesta del Colegio de Abogados al ministro Cúneo Libarona

El raid mediático del ministro de Justicia, que la semana pasada intervino en varios programas de televisión y ofreció una conferencia en el Rotary Club porteño, intentó defender la postulación de Lijo para la Corte con una estrategia que empezó a causarle problemas: decir que quienes lo cuestionan no saben de qué están hablando.

Una de las entidades que primero y más fuerte se pronunció contra la candidatura del juez federal fue el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, que este martes le respondió al ministro con un fuerte comunicado.

«El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires expresa su sorpresa y disconformidad con los comentarios formulados por el Ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, con motivo del rechazo que expresáramos respecto de la postulación de Ariel Lijo como candidato a juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los que el señor Ministro aludió a un presunto desconocimiento o desinformación de nuestra entidad para opinar al respecto.»

«En este sentido, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires ratifica su declaración de rechazo de la propuesta del mencionado magistrado para ocupar un sitial en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, fundada en el invariable criterio del Colegio de defender el Estado de Derecho, los valores republicanos y la independencia de la Justicia, principios que se verían afectados con la designación de una persona que, como juez federal, ha dado muestras de un comportamiento que no se condice con la imprescindible confianza pública que deben despertar quienes ejercen la magistratura», dice la entidad profesional que dirige el constitucionalista Alberto Garay.

«Las declaraciones del Ministro no solo son desdeñosas, sino que desconocen el contenido de nuestra declaración y cómo nuestro Colegio ha bregado y actuado en la defensa de esos valores», continúa el comunicado, que a continuación repasa sus últimas intervenciones públicas en cuestiones institucionales.

«Fue nuestro Colegio quien iimpugnó en su momento la candidatura a juez de la Corte Suprema del doctor Raúl Zaffaroni. Fue también el Colegio quien promovió la demanda de inconstitucionalidad contra la reforma al Consejo de la Magistratura de 2006, por la cual se favoreciera al estamento político en desmedro de los profesionales del derecho. Dicho juicio culminó hace pocos años con el fallo del alto tribunal que declaró inconstitucional esa modificación y determinó que dicho Consejo haya recompuesto el equilibrio entre sus estamentos en su conformación actual», dispara.

Y continúa: «fue nuestro Colegio quien impulsó la inconstitucionalidad de la ley que, en 2012, bajo la hipócrita pretensión de ‘democratizar la justicia’, buscó que los miembros del Consejo de la Magistratura fueran electos popularmente con el fin último de digitar políticamente los procesos de designación y remoción de los jueces y acabar con su independencia. También fue el Colegio quien promovió una acción para que se declare la inconstitucionalidad de la ley de subrogancias del año 2015, por la que se procuraba permitir que el Consejo de la Magistratura -con mayoría oficialista- pudiese cubrir arbitrariamente las vacantes en los juzgados federales; quién instó la destitución del juez Freiler por enriquecimiento ilícito y el juicio político a la doctora Gils Carbó como Procuradora General de la Nación.»

«Finalmente, cabe recordar la iniciativa de nuestro Colegio, a la que adhirieron una gran cantidad de entidades de la sociedad civil, solicitando la realización de una amplia auditoria en la justicia federal para determinar los motivos por los que muchas causas de corrupción se hallaban cajoneadas, cuyo primer avance, paradójicamente, puso de manifiesto las inusuales demoras en la tramitación de causas en dos de los juzgados federales auditados en aquel entonces, uno de los cuales ocupaba al juez Lijo.»

En base a esos hechos, el comunicado concluye que «sostener que el Colegio, entre otros, no ‘tiene idea’ del funcionamiento de la Justicia, o los antecedentes de sus integrantes, es desconocer absolutamente la labor del Colegio y el rol que ha tenido y tiene en defensa del Estado de Derecho y las instituciones.»

Ex legisladores radicales piden votar en contra de Lijo

En una inusualmente dura carta pública, un grupo de ex legisladores radicales entre quienes está Juan Manuel Casella, Elva Roulet, Raul Galván, Elsa Kelly y el constitucionalista Antonio María Hernández rechazaron la postulación de Ariel Lijo para la Corte y reclamaron a los actuales senadores de la UCR que no la avalen «ni con su voto ni con su ausencia».

«Ser Juez supone inexcusablemente ser independiente e imparcial en el ejercicio de su función, conocer las causas y el Derecho, tener prudencia, poseer conciencia social y compromiso de continuar su formación jurídica y humanista, justo y considerado con sus colaboradores y con los abogados y demás auxiliares de la Justicia y sobre todo humilde, no perdiendo de vista que -aunque ostente un cargo con honores- es un servidor de la sociedad», comienza el texto que se conoció durante la Semana Santa.

«Esta definición nos lleva a preguntarnos si la nominación de Ariel Lijo para integrar la Corte Suprema se encuadra dentro de esos requisitos. La respuesta es totalmente negativa. Ese actual magistrado tiene acusaciones tan graves que, de ser ciertas, lo hacen de lo peor de los tribunales federales, y merecedor sin duda de un juicio político.

«Ignoramos, aunque suponemos la existencia de oscuros pactos de impunidad, lo que ha llevado a un gobierno proclamado anti-casta , a proponer a uno de sus más conspicuos integrantes.

«Reclamamos de todos y cada uno de los senadores de la Unión Cívica Radical ,que se opongan a ese intento de cooptar nuevamente a la Justicia , advirtiendo que no existe razón valedera alguna para entrar en un intercambio de favores con el actual gobierno, ni con el PJK.

«La decisión del presidente de la República en el sentido de proponer a Ariel Lijo como integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación autoriza a presumir la existencia de un pacto de impunidad con el kirchnerismo. El público reconocimiento de que el gobierno espera el apoyo de los senadores peronistas para alcanzar los dos tercios necesarios para esa designación apunta con claridad a ese objetivo, atendiendo a los antecedentes del propuesto y a los riesgos que acechan a la ex presidente en el plano judicial.

«El radicalismo se precia de haber tenido bloques como el de los 44 ; que no caiga sobre el actual bloque de senadores, ni sobre ninguno de sus integrantes, el estigma de haber sido funcionales, con su voto o con su ausencia, a una maniobra inaceptable en la República Democrática de Derecho.

«Los senadores de la Unión Cívica Radical no pueden aceptar esa maniobra, que limitaría la capacidad de decisión autónoma del cuerpo que constituye la garantía final de la libertad personal y la estabilidad jurídico- patrimonial para todos los argentinos. Los senadores radicales no deben dar la sensación de que carecen de la personalidad necesaria para resistir la presión de los operadores que, desde adentro o desde afuera de nuestro partido, trabajarán para impulsar ese nombramiento.

«Finalmente afirmamos que a partir de esa propuesta, el presidente de la República tendrá que eliminar la palabra “casta” de su vocabulario, ya que seguir utilizándola con el sentido que hasta ahora le dio a ese calificativo, constituiría una grosera demostración de hipocresía.

Firman la exhortación Raúl Galván, Juan Antonio Portesi , Jorge Sappia , Juan Manuel Casella, Elva Roulet , Antonio María Hernández, Guillermo David San Martín, Elsa Kelly, Luis Miralles, Juan José Giombini, Luis Podio, Ignacio Antonio Respuela, Julio Ginzo , Diego Barovero, Gunardo Pedersen, Enrique López, José Esteban Herrera, Luis Blanco, Jorge Lapeña, Rosana Galasi, Nicolás Teodosiu, Roberto Rodríguez Vagaría, Selva Valdez, Guillermo Faviano, Néstor Monea, María Teresa Flores, Roberto López Fagúndez, Guillermo Moreno Hueyo, Juan Carlos Guerra, Luis Podio, Ricardo Sánchez, Alfredo del Monte, Cecilia Campos, Gonzalo del Cerro, Marta Carraro, Martín Quintar, Víctor de Martino, Luis Folino, Omar Bruzzo, Mónica Mastandrea y Ramón Naveiro.

Por fmluzucom

Deja una respuesta