La chufa o nuez de tigre, esas pequeñas raíces de color amarronado, redondas y con textura rugosa, no solo son ricas en sabor, sino que también son una fuente inagotable de nutrientes esenciales. Este tubérculo, ha sido un componente vital en la dieta mediterránea durante siglos y, gracias a su perfil nutricional excepcional, se está ganando un lugar destacado en la lista de superalimentos.

¿Qué es la chufa o nuez de tigre?

También se le conoce como nuez de tigre, nuez atigrada, castañuela, entre otros nombres. Se trata de un tubérculo de la planta cyperus esculentus, muy popular en España.

De acuerdo con National Library of Medicine, este superalimento es conocido por su capacidad para reducir el estrés y los niveles de azúcar en sangre, y estimular la producción de hormonas sexuales, aunque no es considerado un alimento afrodisiaco. Es una excelente fuente de lípidos, proteínas, almidón, fibra, vitaminas, minerales y factores bioactivos. A menudo confundido con frutos secos debido a su perfil nutricional, es especialmente valioso por su contenido lipídico, que se asemeja al del aceite de oliva, conocido por sus beneficios para la salud cardiovascular.

Además de su riqueza nutricional, estas nueces de tigre son versátiles en su uso. Desde la extracción de aceite hasta la producción de almidón y proteínas, este tubérculo ofrece una amplia gama de posibilidades culinarias y comerciales. Su alto contenido en fibra lo convierte en un ingrediente útil para mejorar la salud intestinal y promover la pérdida de peso.

La chufa, también conocida como “nuez subterránea”, crece en todo el mundo debido a su alto rendimiento y sus amplias perspectivas de utilización integral

Los beneficios que aporta la chufa o nuez de tigre

La chufa es un superalimento altamente nutritivo, que contiene una variedad de nutrientes esenciales para la salud. Entre los beneficios que aporta se encuentran:

  • Fuente de antioxidantes: protege el cuerpo contra el envejecimiento, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • Mejora la digestión: gracias a su contenido de fibra insoluble, la chufa mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. Además, aporta almidón resistente, que alimenta la flora intestinal.
  • Reduce niveles de azúcar en sangre: su consumo puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, lo que es beneficioso para personas con diabetes o en riesgo de desarrollarla.
  • Ayuda a combatir la anemia: es una buena fuente de hierro, por lo que puede ayudar a combatir la anemia y mejorar los niveles de hemoglobina en la sangre.
  • Contribuye a la salud del corazón: su alto contenido en potasio contribuye a mantener la salud del corazón, regulando la presión arterial y reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Es bueno para la salud ósea: a chufa también es rica en calcio, un mineral importante para la salud ósea. El consumo regular de chufa puede ayudar a mantener los huesos sanos y prevenir la osteoporosis.

Se han destacado muchas propiedades de la chufa, pero últimamente hay una cualidad que resalta sobre las demás: su alto contenido de potasio. De cada 100 gramos, contiene 519,2 miligramos de potasio. En comparación con la banana, famosa por este mineral, que en cada 100 gramos, tiene 358 miligramos de potasio.

¿Cómo incorporar la chufa o nuez de tigre en la dieta?

Aunque la horchata, el jugo extraído del tubérculo, es la forma más conocida de consumir, existen varias maneras de sumar este superalimento a una dieta equilibrada.

El jugo extraído de la chufa, conocido como horchata, es la forma más común de consumir este tubérculo

Este alimento se puede consumir como un snack saludable, una vez tostado. También se puede cocer para usar en la preparación de postres o añadir a cereales en el desayuno. Algunas personas suelen triturarlo e incorporarlo en yogures y ensaladas. Adicionar la chufa en diferentes recetas, es una excelente manera de aprovechar todos sus beneficios para la salud.

Por fmluzucom