El capitolio de Estados Unidos fue cerrado de emergencia debido a un intento de ingreso por parte de un gran grupo de manifestantes a favor del actual presidente Donald Trump. Desde el edificio pidieron a todo el personal que se “aleje de las ventanas y las salidas ”.

En este contexto, la revista Time reportó que más de 300 uniformados de la Guardia Nacional de Estados Unidos fueron desplegados en los alrededores del capitolio, con los seguidores de Donald Trump atacando a los oficiales y buscando romper las líneas establecidas por el personal de seguridad de Washington.

https://twitter.com/BNONews/status/1346887434085269507

La situación sucede mientras que una sesión conjunta de ambas cámaras ratifica la elección del colegio electoral de Joe Biden como el próximo presidente de EEUU. En la misma se vivió un hecho histórico cuando 60 senadores del partido Republicano disputaron los votos emitidos por el estado de Arizona, asegurando que en el mismo hubo un “fraude electoral ”.

El legislador Paul Gosar, representante republicano del estado en cuestión, fue quien realizó la presentación de la demanda cuando se estaban presentando los votos, levantándose para «objetar el recuento de los votos electorales de Arizona«, en una acción que levantó tanto aplausos como abucheos y que abrió un debate de dos horas en cada cámara.

Capitolio adentro.jpeg

El Capitolio de Estados Unidos fue cerrado de emergencia.

El Capitolio de Estados Unidos fue cerrado de emergencia.

Igualmente, todo parece apuntar a que los resultados no serán disputados, ya que los seguidores de Donald Trump no tienen el apoyo necesario para conseguir la objeción en ambas cámaras, por lo cual no habría ningún inconveniente para que Joe Biden asuma tras su victoria el pasado 3 de diciembre.

Capitolio adentro 2.jpeg

Seguidores de Donald Trump dentro del Capitolio.

Seguidores de Donald Trump dentro del Capitolio.

Esta situación parece confirmarse con el comunicado emitido por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien aseguró: “Mi juramento por defender a la Constitución me impide poder tomar decisiones unilaterales, utilizando una autoridad no dada para decidir qué votos son los que valen y cuales no deberían ser contados”.

Capitolio adentro 3.jpeg

Grupo de seguidores de Donald Trump tomaron el Capitolio.

Grupo de seguidores de Donald Trump tomaron el Capitolio.

La policía escoltó a los miembros de la Cámara de Representantes desde el sector donde habían estado debatiendo después de que los legisladores alineados con Trump desafiaran los resultados de las elecciones, un esfuerzo que probablemente no tendrá éxito. El Senado levantó la sesión abruptamente y el vicepresidente Mike Pence, que había presidido una sesión conjunta del Congreso, fue escoltado fuera de la cámara.

La policía del Capitolio dijo a los legisladores en la Cámara que sacaran máscaras antigases de debajo de sus asientos y se prepararan para ponérselas. Los agentes en la puerta principal de la Cámara baja desenfundaron sus armas cuando alguien intentó ingresar. Posteriormente ordenaron a las personas en el salón que se tiraran al piso por seguridad.

Las caóticas escenas se produjeron después de que Trump se dirigiera a miles de seguidores cerca de la Casa Blanca, repitiendo sus afirmaciones infundadas de que le robaron las elecciones debido a un supuesto fraude generalizado.

Funcionarios electorales de ambos partidos y observadores independientes han dicho que no hubo fraude significativo en la contienda del 3 de noviembre, que Biden ganó por más de 7 millones de sufragios en el voto popular nacional.

Han pasado semanas desde que los estados completaron la certificación de que Biden, un demócrata, ganó las elecciones por 306 votos del Colegio Electoral frente a los 232 de Trump. Los variados desafíos de Trump a la victoria de Biden han sido rechazados por cortes de todo el país.

Se esperaba que la certificación en el Congreso, normalmente una formalidad, se prolongara durante varias horas mientras algunos legisladores republicanos se esforzaban por rechazar algunos conteos estatales, comenzando por Arizona.

Fuera del Capitolio, miembros de milicias y grupos de extrema derecha, algunos con chalecos antibalas, se mezclaban con la multitud. Manifestantes que coreaban consignas a favor de Trump derribaron barricadas y se enfrentaron con la policía.

En Twitter, Trump pidió a los manifestantes que se mantuvieran en paz. Mientras, la alcaldesa de Washington D.C., ordenó un toque de queda en toda la ciudad a partir de las 6 p.m. (2300 GMT)

Por fmluzucom

Deja una respuesta