Por esa cepa sudafricana, Matt Hancock, ministro de Salud del gobierno de Boris Johnson, confesó ayer en una entrevista radial que está “increíblemente preocupado”.

Las razones de esta alarma concreta, según ITV, probablemente estén ligadas a que consultores científicos plantean dudas, “si bien confían en la eficacia de las vacunas” sobre la denominada “variante inglesa”, que también contribuyó a disparar el número de casos en las últimas semanas.

El médico John Bell, de la Universidad de Oxford, planteó expresamente “un gran interrogante” sobre la capacidad de las vacunas de bloquear la variante sudafricana, que ya fue detectada en el Reino Unido.

Los científicos dicen que esta es diferente porque tiene múltiples mutaciones en la importante proteína de “espícula” que usa el virus para infectar a las células humanas.

También se ha asociado con una carga viral más alta, lo que significa una mayor concentración de partículas de virus en el cuerpo de los pacientes, lo que posiblemente contribuya a niveles más altos de transmisión.

Por fmluzucom

Deja una respuesta