Los intendentes costeros ya habían adelantado sus posturas con las diferencias partidarias del caso. Los cinco que forman parte del Frente de Todos se mostraron en favor de lo que resuelva la Provincia mientras que Martín Yeza (Pinamar) y Guillermo Montenegro (Mar del Plata) dejaron en claro que no querían más restricciones.

Sin embargo, los indicadores epidemiológicos encendieron las alarmas. Y la reunión, que en principio formaba parte de un encuentro programado, tomó otro color en las últimas horas y extendió. Tanto que se decidió sumar a otros destinos turísticos por videoconferencia para llevar tranquilidad pero también para demandar que se redoblen los esfuerzos de control y prevención en los distritos.

No en vano el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, volvió a poner sobre la mesa el sistema de fases y a comunicar que “hay 15 distritos que esta semana bajaron de fase”. No fue una mención más. “Estamos tomando decisiones constantemente. Es un sistema intermitente. Cuando vemos un brote podemos dar un paso hacia atrás”.

“Nos pusieron un warning (N.d.R.: un aviso por falta de comportamiento en tenis). Y me parece bien. Lo que no me parece bien es que lo hagan de manera general. Lo que pasa en algunos distritos de la costa se ve en la tapa de todos los diarios nacionales”, le aseguró a este diario un intendente que formó parte de la reunión. Y agregó que “no queremos salir todos perjudicados por alguien que no cuida bien su municipio”. Los dardos tenían destinatario claro.

Por su parte, en diálogo con este medio el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, aseguró que “fue una reunión muy buena en la que quedamos en trabajar en la prevención. Se va a monitorear la situación sanitaria para ver si hay que tomar alguna determinación. La idea es que si hay que tomar una medida sea en favor de la temporada”.

Más allá del crecimiento de casos esperados para la semana que viene como resultado de los encuentros por las fiestas, la Provincia tiene puesto los ojos en los destinos turísticos de la costa. Sobre todo, por la gran cantidad de fiestas clandestinas que se vienen llevando a cabo en los diversos distritos. En esa línea, no llamó la atención la presencia del ministro de Seguridad, Sergio Berni, quien comparó la situación actual con la Guerra de Malvinas y exhortó a los jóvenes “a asumir una responsabilidad histórica y el compromiso de llevar tranquilidad a los argentinos. Ojalá se pongan a la cabeza de esta patriada”.

En relación a los números y la situación actual, el ministro de Salud Daniel Gollán. “La situación es muy preocupante. Pasamos de tener 1.365 casos a principios de diciembre a 3.199 en toda la Provincia. Podríamos tener en breve en franca tensión al sistema sanitario”. En concreto, los positivos crecieron más del doble, la positividad cada 10 personas también se duplicó, hubo un crecimiento en la tasa de mortalidad y los llamados al 148 para consultas sobre el covid-19 están en un marcado ascenso vertical.

Por fmluzucom

Deja una respuesta