En paralelo, siguen los operativos para la recepción de dosis de Sputnik V que completarán la primera tanda de 300 mil vacunas enviadas desde Rusia, que empezó esta semana y continuará hoy en varios distritos.

“El porcentaje de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva es bajo, restringir tanto no es necesario tampoco desde el punto de vista sanitario”, mencionaron desde otra provincia. En el centro del país agregaron, ya con las planillas en mano, que para cortar la actividad se requiere de una asistencia nacional vía IFE, ATP y transferencias, como ha ocurrido en los momentos más prohibitivos de la pandemia. “Pero ahí me pregunto… ¿hay margen fiscal, monetario y cambiario para eso?”, concluyó el titular de la cartera económica.

Por lo pronto, algunos gobernadores pusieron paños fríos. Un ejemplo es el neuquino Omar Gutiérrez (MPN) quien ayer dijo, cuando empezaban a brotar las quejas de las cámaras comerciales, en especial de gastronómicos, señaló que si bien “hay una lógica ansiedad, aún no hay comunicación oficial”. Y añadió que “habrá una norma de Nación que establecerá los lineamientos generales y las facultades para las competencias provinciales”. Y pidió tranquilidad al afirmar que “no habrá frustraciones de vacaciones, ni restricciones a la actividad económica”. “Necesitamos cuidar y proteger la salud física y social y la salud de la economía”, concluyó Gutiérrez.

También en la administración de la rionegrina Arabela Carreras sostuvieron que una vez conocido el decreto se convocará a intendentes y cámaras de comercio “para coordinar aspectos del esquema de medidas a implementar”. En tanto, planean delegar en las fuerzas de seguridad federales las tareas de controles de circulación nocturna.

En una provincia gobernada por el peronismo, desde un ministerio clave señalaron: “Más allá del margen económico, no hay margen social”. Y agregaron que como “el 90% de las actividades se desarrollan entre las 6 y las 23” (es decir, por fuera del toque sanitario), el impacto en cuanto a la circulación no será determinante. Y apeló a la conciencia individual: “No habría necesidad de esto si asumimos entre todos la responsabilidad de cuidarnos y cuidar a los demás”.

Lo cierto es que, como se mencionó en este medio en sus últimas ediciones, los gobernadores ya tanteaban el botón rojo para dar marcha atrás, al tiempo que admitían que la suba de casos no era un rebrote postfiestas, sino que estábamos ante el inicio de una anticipada segunda ola de covid.

Por fmluzucom

Deja una respuesta