MAR DEL PLATA.- Una sucesión robos, algunos de ellos violentos, genera preocupación en la zona sur de la ciudad. La mayoría de víctimas fueron turistas que se encontraban de descanso en barrios alejados de la zona céntrica.

El último hecho ocurrió esta madrugada en una casaquinta donde delincuentes redujeron a 15 mujeres jóvenes que participaban de una excursión conocida como surf trip, que incluye visita a la ciudad con estadía para aprendizaje de la práctica de surf. Las maniataron, les robaron valores, las llaves de todos los vehículos y se llevaron una camioneta VW Amarok, que hasta el momento no pudo ser recuperada por los investigadores que trabajan en el esclarecimiento del caso.

Horas antes, en Playa Los Lobos, más cerca de Chapadmalal, un hombre y su hijo de 7 años también fueron reducidos por hombres armados en el interior de una vivienda. Al padre le pegaron un culatazo que le provocó una herida sangrante en la cabeza. Los ladrones huyeron con computadoras, teléfonos celulares y dinero en efectivo, entre otros valores.

A esta seguidilla delictiva se le suman casos en la modalidad de escruche –robo en ausencia de moradores– que también se vienen dando en el extremo sur, que es de las zonas que más ha crecido en nuevas propiedades y también en calidad de visitantes, ya que la eligen para sus vacaciones viajeros de buen nivel adquisitivo.

Barrio aerea del barrio La Estafeta, Chapadmalal

Surf trip arruinado

El robo a las 15 chicas está bajo investigación del fiscal Mariano Moyano, que ordenó peritajes en la vivienda, testimonios de las víctimas y el relevamiento de cámaras de seguridad en la zona en el intento por identificar a los autores y hacia dónde escaparon.

La propiedad que habían alquilado está en calle 499 al 3300, en barrio Antártida Argentina, en cercanías del Golf Club Los Acantilados. Es una zona donde abundan complejos de cabañas y otras propiedades particulares en alquiler.

Playas de Chapadmalal

Según pudo confirmar LA NACION, la casaquinta donde asaltaron a las jóvenes que eran parte de este surf trip ya había sido escenario de un robo hace poco más de una semana. En aquella oportunidad no había ocupantes en el inmueble. Con barretas violentaron una reja y una puerta para llevarse todo lo que había en el interior de la casa.

Las víctimas contaron a los policías que al menos cuatro hombres ingresaron con armas y sus rostros cubiertos con capuchas. También mencionaron que utilizaban guantes, por lo que sería difícil que los peritos logren obtener huellas dactilares de los delincuentes en alguna superficie del lugar.

A las chicas les pidieron las llaves de todos los vehículos, pero solo se llevaron una camioneta. En ella cargaron mochilas con dinero, teléfonos y otros valores. No hubo lesionadas.

El otro caso ocurrido durante el fin de semana fue en Playa Los Lobos, en una zona conocida como La Arboleda. Padre e hijo fueron sorprendidos en el interior de la casa por los asaltantes. En este caso los autores del robo fueron dos, y más violentos, ya que agredieron al hombre mayor y a ambos les simularon fusilamientos con las pistolas apoyadas sobre la cabeza, según confiaron fuentes de la investigación.

La preocupación en estos barrios va en crecimiento porque a situaciones de hurtos al paso y desvalijamientos íntegros de viviendas se suman ahora estos robos calificados por el uso de arma.

Parador Cruz del Sur, Chapadmalal

Es un problema que en el transcurso de las semanas apareció de manera lenta y se agravó desde fines de enero, cuando se comenzaron a conocer hechos con mayor frecuencia.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que la modalidad de escruche, con ingreso a propiedades cuando no están sus dueños o inquilinos, fue la más repetida entre las denuncias recibida por hechos delictivos en esa zona de la ciudad.

Los robos se dieron tanto de noche como de día. Varias de las víctimas aseguraron que ni siquiera hicieron la denuncia, aun cuando los delincuentes se llevaron elementos de valor.

Por fmluzucom