“La idea no es cerrar la temporada, pero hay que tomar medidas urgentes para disminuir los contagios”, advirtió ayer temprano el jefe de asesores del Ministerio de Salud de la provincia, Enio José García, para quien “el toque de queda sanitario puede ser una opción”.

La tribulación es general. Las diversas intervenciones policiales que obligaron las fiestas clandestinas de los últimos días y las constantes escenas de grupos de jóvenes relajados ante las recomendaciones para evitar contagios, son algunas de las postales que encienden las luces de alerta en los destinos turísticos. De la mano también de un notable aumento de casos.

Axel Kicillof se trasladará hoy a San Bernando para reunirse, de manera presencial con los siete alcaldes de los distritos balnearios, y vía remota con el resto de los intendentes. El objetivo es comenzar a delinear una serie de disposiciones para frenar la escalada de contagios. Entre las variables que se exploran hay una que parece inevitable: una restricción en la circulación durante el horario nocturno, que podría extenderse desde las 22 hasta las 6 de la mañana. El otro asunto por resolver antes de que sea demasiado tarde es la aglomeración de jóvenes en las playas durante todo el día. Para ello, una de las alternativas que se mencionan es establecer nuevos parámetros de capacidad, que al ser superados obliguen al cierre de los espacios costeros.

Ayer, el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la provincia, Salvador Giorgi, dijo en declaraciones a radio Continental que “el sistema de fases sigue vigente” y que “aquellos municipios que tengan aumento de casos, volverán a fases más restrictivas”.

La reunión de Kicillof con los intendentes arrancará a las 9.40, previa a la tradicional conferencia de prensa que el ministro Daniel Gollán y su vice, Nicolás Kreplak, realizan en La Plata para informar los pasos y los avances en materia de política sanitaria, en el marco de la pandemia de covid-19.

Por fmluzucom

Deja una respuesta