«Joe Biden no fue certificado como ganador en muchos estados, mucho menos en varios de los más disputados que irán a recuentos obligatorios, o en aquellos en los que nuestra campaña tiene desafíos legales legítimos y válidos que podrían definir al ganador final», aseguró el mandatario en un comunicado difundido por su equipo.

«A partir del lunes, nuestra campaña comenzará a llevar a las cortes nuestro caso para garantizar que las leyes electorales se están cumpliendo y que el ganador legal sea electo. El pueblo estadounidense tiene derecho a una elección honesta», sostuvo el mandatario.

Más temprano, Trump exigió otra vez detener el conteo, y lanzó una seria acusación a los demócratas, al afirmar que se bloqueó el ingreso de observadores a las salas de recuento y que miles de votos fueron recibidos después del día de las elecciones del martes.

«La gente gritaba ‘detengan el conteo y exigimos transparencia (ya que a los observadores legales se les negó la entrada a las salas de recuento’­!», tuiteó el mandatario.

«Decenas de miles de votos fueron recibidos ilegalmente después de las 20 horas del martes, día de las elecciones, cambiando total y fácilmente los resultados en Pensilvania y algunos otros pequeños estados», tuiteó Trump.

«Por otra parte, cientos de miles de votos no pudieron ser observados», añadió.

Según Trump, eso hubiera cambiado «el resultado de las elecciones en numerosos estados, incluido Pennsylvania, que todos pensaron que se ganó fácilmente la noche de las elecciones, solo para ver desaparecer una ventaja masiva, sin que nadie fuera permitido observar, durante largos intervalos de tiempo, lo sucedido».

El republicano aseguró que «ocurrieron cosas malas durante esas horas en las que la transparencia legal no estaba permitida de manera cruel».

Trump hizo una dura imputación al afirmar que «los tractores bloquearon las puertas y las ventanas se cubrieron con cartón grueso para que los observadores no pudieran ver el interior de las salas de recuento».

«Cosas malas pasaron adentro», dijo. «Se hicieron grandes cambios!«, disparó. El viernes Trump acusó a Joe Biden de intentar reclamar erróneamente la presidencia.

«Joe Biden no debería reclamar injustamente el cargo de presidente. Yo también podría hacer esa afirmación. Los procedimientos legales apenas están comenzando!», tuiteó anoche el republicano.

Por fmluzucom

Deja una respuesta