El rendimiento de los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años subió por encima de un 1% por primera vez desde marzo. En tanto, el índice dólar se afirmó tras caer a un piso en dos años y medio, haciendo que el oro sea menos atractivo para los poseedores de otras monedas.

Los demócratas tomaron la delantera en las votaciones de segunda vuelta que determinarán el control del Senado y posiblemente allanarán el camino para una administración de grandes gastos como la que pretende Biden.

El lingote, que no entrega intereses, se considera una cobertura contra la inflación que probablemente resultará de un estímulo fiscal récord.

En otros metales preciosos, la plata cayó un 2% a u$s27,00 la onza; el platino bajó un 0,9% a u$s1.102,04 y el paladio cedió un 1,5% a u$s2.430,39.

Por fmluzucom

Deja una respuesta