“Los recuentos de manchas solares es uno de los más profundos del siglo pasado. El campo magnético del Sol se ha debilitado”, aseguró Thom Phillips, científico de la NASA, quien agregó: “El exceso de rayos cósmicos representa un grave peligro para la salud de los astronautas y viajeros polares, afecta a la atmósfera de la Tierra y también puede ayudar a desencadenar rayos”.

Las manchas solares son áreas frías en el Sol del tamaño de un planeta. En ellas, asoman grandes bucles magnéticos.

Según informó la NASA, un hecho similar ocurrió entre 1790 y 1830. El mismo generó bruscos cambios climáticos en la Tierra y grandes erupciones, como la del monte Tambora en Indonesia, que dejó 70 mil muertos en 1815.

Pese a que no existe una teoría comprobada que una estas catástrofes naturales con la baja de la actividad del Sol, los científicos de la NASA consideran que hay que mantenerse en alerta.

Por fmluzucom

Deja una respuesta