El proyecto de ley tiene a su vez tiene otras opciones para la transición de aquellos que superen el 25%. Aquellos que le avisaron a la AFIP oportunamente podrán computar como crédito de IVA el 17,33% de la facturado del último año y además van a poder deducir en el primer año el 50% del importe que les corresponde abonar de IVA, el 30% en el segundo año y el 10% en el último año.

En tanto, quienes fueron pasados de oficio solo podrán deducir el 50% en primer año.

La iniciativa prevé además un sistema permanente para alivianar el paso del Régimen Simplificado al General. Lo más novedoso es que cuando un monotributista de las últimas categorías, que ya sabe que puede quedar afuera, tendrá la chance de pedir que le discriminen el IVA en las facturas, algo que hoy no ocurre.

Así, en caso de tener que saltar de régimen podrá tener acumulado crédito de IVA para encarar la nueva etapa. A su vez, si este contribuyente se pasa sin que la AFIP lo intime tendrá las deducciones del 50%,30% y 10% de los pagos de IVA de los primeros tres años.

La ley además establece que solo por 2021 las categorías del Monotributo crecerán 35,3%, que es el porcentaje que subió la jubilación mínima en 2020. Ya a partir del 2022, se volverá al sistema de ajuste de las jubilaciones en general. El año pasado los haberes jubilatorios subieron de manera diferenciada y por ello se plantean dudas de los contadores.

Por fmluzucom

Deja una respuesta