Mar del Plata: condenaron en juicio abreviado a 6 personas por comercializar droga e introducir dólares falsos en Estados Unidos

Oct 13, 2021
Condenan a banda narco en mar del plata
Gastón Russo a bordo de un Lamborghini, en foto de sus redes sociales.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Mar del Plata condenó a seis personas por venta de droga y lavado de dinero a través del ingreso de dólares falsos a los Estados Unidos. Según la investigación, la organización captaba personas en situación de vulnerabilidad para usarlas como mulas y así poder realizar algunas de sus operaciones. En el proceso, los acusados reconocieron su culpa y llegaron a un acuerdo con la justicia.

En total fueron cuatro hombres y dos mujeres que recibieron penas que van desde los dos hasta los seis años. La sentencia fue dictada por el juez Fernando Machado Pelloni al homologar un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre los imputados y el fiscal General Juan Manuel Pettigiani. De acuerdo con información publicada por el Ministerio Público Fiscal de la Nación, en el marco de la misma causa se dispuso también la suspensión de juicio a prueba sobre dos acusados más, mientras que otras dos personas resultaron absueltas.

En el fallo, al que accedió Infobae, quedó plasmado que los operaron entre 2009 y 2018, con la comercialización de drogas en Mar del Plata y sus alrededores y el ingreso de dólares falsos a Estados Unidos. Una vez que introducían las divisas apócrifas, “realizaban operaciones comerciales para retornar esas ganancias a la Argentina”.

El grupo, acuerdo con la investigación, era liderado por Gastón Maximiliano Russo (48), quien fue condenado a seis años de prisión, -de cumplimiento domiciliario- por contrabando de estupefacientes en grado de tentativa, tenencia de estupefacientes y lavado de activos. Por estos últimos dos delitos también recibieron penas a 4 años de prisión su hermano Walter Russo (44) y María Luciana Milano (63).

Condenan a banda narco en mar del plata
Walter Russo, el otro líder de la banda y hermano menor de Gastón

Por su parte, Cintia Eliana Patri Guerrero (35) y Pablo Ezequiel Castagnino (30) fueron condenados a 3 años de prisión. Cristian Ricardo Palomeque (39) recibió una pena de 2 años como partícipe secundario en el delito de lavado. Milano fue condenada también por tenencia ilegítima de armas.

En el fallo, el juez Pelloni ordenó también el decomiso de un automóvil Peugeot 208, 145.172 pesos y 5336 dólares.

Durante la etapa de instrucción -recuerda el fallo- se aseguró que “la droga se distribuía directamente a los consumidores o bien a otros redistribuidores, utilizando para ello a un menor de edad (el hijo de Gastón Russo) para la venta”. Sin embargo, el fiscal general Pettigiani sostuvo en el acuerdo “que no puede sostenerse el agravante vinculado a la utilización de un menor de edad endilgado al imputado”. Por eso desestimó este elemento.

En ese sentido, la única prueba valorada sobre esta acusación fue una comunicación telefónica en la cual el menor le solicitó a su padre si podía alcanzarle las remeras del club donde jugaba al básquet, que son de color verde. Esto, para el fiscal, no fue suficiente para sostener que usaba un menor de edad para comercializar droga.

De acuerdo con la investigación, los diez acusados -que mantienen relaciones familiares, parentesco político y vínculos de amistad – empleaban varias líneas telefónicas y supuestamente contaban con armas para lograr su objetivo. Según publicó el MPF, una de las modificaciones introducidas en el acuerdo del abreviado tuvo que ver con desistir de la acusación respecto a la imputación formulada a los acusados de conformar y pertenecer a una asociación ilícita, delito por el cual fueron absueltos.

Según lo que está explicado en la sentencia, la decisión “responde a la imposibilidad de acreditar la existencia de la ‘organización’, la que se conformaría por todos los imputados sin mencionar el grado de conocimiento entre ellos, la fecha de ingreso a la misma y los roles y el aporte de cada uno a la dinámica organizacional”.

Los condenados -siempre de acuerdo con la investigación- captaban a personas “con cierto grado de vulnerabilidad”, para que realizaran las maniobras a Estados Unidos, y en esos casos les suministraban pasajes y visas.

Una vez dentro de los Estados Unidos, las personas eran recibidas por otros miembros de la organización, quienes realizaban operaciones comerciales con la divisa falsa en el mercado estadounidense, a través de compras o reenvíos de giros postales con compañías que brindan este servicio. De esa manera hacían regresar dólares genuinos a la Argentina.

Fueron descubiertos tras la detención de algunas de esas personas en ese país, tanto cuando intentaban realizar giros, como en un hotel en el que fueron secuestradas latas de laca para el pelo usadas para ocultar dinero.

Condenan a banda narco en mar del plata
Russo en un viaje a Roma

En noviembre de 2017 fueron detenidas en Estados Unidos varias personas en el momento que giraban 3.500 dólares falsos, a través de la empresa Western Union, a integrantes de la organización en Argentina. Además, en aquel operativo secuestraron otros 5600 billetes apócrifos en el auto de alquiler que manejaban y otros 150.900 dólares de origen peruano que se encontraban en un casillero de alquiler.

El MPF indicó en su página oficial que con las ganancias los acusados compraron -entre varias cosas- vehículos de alta gama o inmuebles que inscribían a nombre de terceras personas que actuaban como testaferros. En el fallo se hizo referencia a algunos de los lujosos autos que supuestamente adquirieron con dinero ilegal.

Se trata de un Audi modelo AS, un Volkswagen Golf, un Peugeot modelo 208, otro Volkswagen Polo, un Peugeot modelo Partner y un BMW ETD 957 que fueron secuestrados en los procedimientos realizados el día 1 de junio de 2018. Sin embargo, el fiscal Pettigiani hizo una aclaratoria previa al acuerdo, a la que también accedió Infobae, en la que indicó que todos los vehículos fueron devueltos a sus dueños porque no se pudo comprobar el origen ilícito.

El recurso de Casación presentado por Russo para pedir la absolución

Luego de haber firmado el acuerdo de juicio abreviado, Gastón Russo elevó dentro de los plazos legales permitidos un recurso ante la Cámara de Casación Penal para que revisen la sentencia y sea absuelto. De acuerdo con la presentación, pretende demostrar que la resolución dictada por el Tribunal Oral de Mar del Plata no cumple con las normas procesales y su fundamentación “es arbitraria”. Además, considera que en el fallo “hay una errónea aplicación de la ley penal sustantiva, al no encontrarse presentes todos los elementos penales necesarios para encuadrar el accionar del imputado en la tipología penal” que se seleccionó en el fallo.

Sostiene que el fallo tiene “fundamentación aparente y contradictoria” y por eso el recurso e”s admisible en la Casación”. Otro de los argumentos esgrimidos por Russo en su presentación es que durante la audiencia de visu con el juez Machado Pelloni, quiso hablar para exponer las razones por las cuales aceptaba el juicio abreviado pero el magistrado no se lo permitió, ya que el acuerdo se había firmado bajo la jurisdicción del MPF.

En diálogo con Infobae, Russo explicó “se sintió coaccionado por la Justicia” para firmar el abreviado, ya que de lo contrario, su familia podría ir presa. Tanto es así -explicó- que logró la absolución de su madre Noemí Gallo y sus suegros Héctor Patri y Carmen Guerrero. Asimismo, “suscribir el juicio abreviado significaba poder egresar de manera cierta y concreta, manifestaciones que fueron silenciadas por parte del presidente del tribuna”, indicó en la presentación elevada a Casación.

Respecto a la acusación propiamente dicha de venta de estupefacientes, Russo negó completamente el delito y sostuvo tanto en el recurso como en el diálogo con este medio, que es completamente inocente. Aseguró que nunca le encontraron droga y que “la causa está armada”. “Dos gramos me encontraron a mí y uno a mi hermano”, agregó el hombre. Sobre los dólares falsos que importaba a Estados Unidos, el condenado aseguró que “nunca le encontraron ningún billete falso de esa moneda”. Todo lo contrario. Los dólares incautados era legales.

De hecho, aclaró Russo, la Justicia argentina pidió dos exhortos a los Estados Unidos en los que se pedía información sobre su situación legal. “En Estados Unidos no me hicieron ninguna causa. A mí Argentina me quiere condenar por algo de ese país cuando allá no tengo ningún impedimento. El juez pidió dos exhortos a Estados Unidos pidiendo que le informen si alguien allá me requiere. Desde allá les dijeron que no soy investigado”, señaló.

“Me tildaron de narcotraficante y es una mentira. Hay 31 puntos de prueba literalmente falsos. Pido la absolución de todo lo que se me acusó. Esta causa no hubiese llegado a debate o esta instancia. Hubiera quedado en etapa instructiva con la cantidad de pruebas que tenemos. Yo no sabía en ese momento lo que sé ahora de derecho. Si aportaba la enorme cantidad de prueba y los 75 testigos que tenía, yo hoy no estaba preso”, dijo Russo, quien no duda al decir que hay “31 puntos de prueba literalmente falsos”.

Especial mención hizo el acusado sobre la labor del fiscal Pettigiani, a quien le agradeció por haber “sido el único en revisar la causa” y permitir que la acusación fuera disminuyendo en su gravedad. “Se dio cuenta de un montón de irregularidades. De la causa no existe nada. Terminamos con un delito de tenencia con fines de comercialización y no hay una sola foto. No hay una escucha, ni una grabación. Observó un montón de cosas que los fiscales anteriores no hicieron. Fue el único que se dio cuenta”, destacó.

Russo cree firmemente que con el recurso que presentó y las pruebas sobre las supuestas irregularidades que están en el escrito que elevó con el patrocinio del abogado Jonatan Joel Vicente, el Tribunal le va a dar la razón. Destacó nuevamente la “coacción” que sintió antes de aceptar el juicio abreviado. “Tuve que firmar porque llevábamos un montón de tiempo detenidos, sin respuesta. Mi madre era una persona mayor. A mi madre (Gallo) la absolvieron. A Dodero también lo absolvieron. Tuve que ceder por todos si no se los llevaban a todos puestos. Por eso firmé todo”, reiteró el hombre.

“Apelé y sé que voy a ganar”, concluyó Russo. La palabra la tiene ahora Casación.

SEGUIR LEYENDO:

Los perversos mails del cirujano que difundió fotos íntimas de su mujer en sitios porno y fue condenado por la Justicia

Mendoza: condenaron a prisión perpetua a un policía por un caso de gatillo fácil

Robaron a mazazos una joyería en las Galerías Pacífico: se llevaron 30 relojes de alta gama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *