La buena noticia llegó del dólar blue, que bajó $1, para finalizar en $165. No obstante, este valor muestra un aumento de $19 en relación al que tenía el billete estadounidense en las cuevas el 10 de diciembre pasado. Dado que el oficial mayorista tuvo un alza de 55 centavos y cerró en $84,70, la brecha entre la divisa que administra el Central y el informal se ubica en 94,81%. La diferencia con respecto al MEP es del 68%.

“En enero y febrero baja la demanda de dinero, es algo estacional. Si a eso le sumamos la cantidad de pesos que hay emitidos y el fuerte precio que hay sobre las divisas es obvio que vamos a tener presión sobre el tipo de cambio”, señaló el analista financiero Christian Buteler. Si bien aclaró que “no todos los días vamos a ver subas mayores al 4%” como la que se vio en el CCL de acciones, “enero va a mostrar brechas más altas que las que teníamos a fines de diciembre del año pasado”.

Por otra parte, durante la rueda el Central habría comprado ayer entre u$s20 y u$s40 millones. De esta forma, logró terminar con saldo positivo las últimas 15 jornadas. Además, las reservas brutas finalizaron el día en u$s39.481 millones, una mejora de u$s72 millones en relación al número con el que terminaron el año.

Si se toma como base el 23 de diciembre, es decir, último día con datos oficiales del BCRA sobre compraventa de dólares, en el consolidado de las últimas 20 ruedas la autoridad monetaria logró adquirir u$s390 millones. Este número, sin embargo, no alcanza a cubrir el drenaje de 2020, año en el que el saldo negativo por participaciones en el mercado de cambios cerró en torno a los u$s4.300 millones.

“Enero y febrero son meses de menor demanda de pesos (y mayor demanda de divisas), por lo que no se descarta una mayor presión en los dólares financieros, con un BCRA volviendo quizás al lado de la oferta. La negociación con el Fondo Monetario Internacional, en este marco, se presenta como el principal driver del mercado local en los próximos meses que posiblemente ayude al manejo de expectativas”, consignó un informe del broker Portfolio Personal Inversiones.

Por otro lado, un informe de la consultora Analytica indicó : “Tanto el FMI como el Gobierno entienden que la acumulación de reservas tiene que empezar lo antes posible. En los próximos siete años el sector público necesita acumular dólares para cancelar deuda por u$s75.000 millones. Es el equivalente al volumen de déficit acumulado en el mercado de cambios en el mismo lapso”.

Además, el documento de Analytica agrega que “el Gobierno no debe perder el objetivo de reducir la brecha cambiaria, estabilizar la macro y aplicar un plan creíble y sostenible para reducir la inflación”, aunque advierte: “Es claro que se necesita mucho más para evitar llegar a 2024 nuevamente a las puertas de un default. Hay que cambiar de raíz los incentivos que generan un mercado de cambios estructuralmente deficitario”.

En ese sentido, el informe de la consultora explica: “En la última década, el resultado del sector privado en el mercado de cambios fue deficitario por nada menos que u$s99.100 millones. Y, al igual que en 2020, lo financió el sector público vendiendo reservas o endeudándose en dólares. El problema es que en adelante ninguna de esas opciones es viable”.

Por fmluzucom

Deja una respuesta