¿Llegó el pico de ómicron? Expertos no se atreven a dar por terminada ola de variante en Europa

Ene 14, 2022
FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores de Salud en media de la pandemia de COVID-19 en Londres, Gran Bretaña, 7 de enero del 2022. REUTERS/Toby Melville
FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores de Salud en media de la pandemia de COVID-19 en Londres, Gran Bretaña, 7 de enero del 2022. REUTERS/Toby Melville (TOBY MELVILLE/)

Por Alistair Smout y Nikolaj Skydsgaard

14 ene (Reuters) – El aumento de los casos de coronavirus causados por la variante ómicron puede haber alcanzado su punto máximo en algunas partes de Europa, pero los médicos afirman que el impacto seguirá sintiéndose en toda la región y que los hospitales siguen corriendo el riesgo de enfrentarse a una avalancha de ingresos.

Expertos en salud y políticos advierten contra la complacencia, diciendo que todavía no está claro si sus datos reflejan el impacto total de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, cuando las familias se reunieron durante largos períodos en interiores, con un riesgo de propagación intergeneracional del virus que puede ser mayor.

Además, aunque la vacunación y la menor gravedad de la variante ómicron hacen que las hospitalizaciones sean menores que en anteriores oleadas de infecciones por COVID-19, Europa sigue siendo responsable de cerca de la mitad de los casos y muertes mundiales.

Pero cada vez hay más indicios de que el aumento de las infecciones causadas por la variante ómicron, identificada por primera vez en el sur de África y Hong Kong, se está estabilizando o incluso disminuyendo en algunas zonas.

La media de siete días de casos en Reino Unido ha disminuido en 30.000 desde su pico, mientras el presidente del gobierno español ha dicho que las cifras de infección se están estabilizando y el instituto de salud pública francés ha dicho que la ola alcanzará su punto máximo a mediados de enero.

«Vemos varios lugares donde se está alcanzando o se ha alcanzado el pico. Puede que sea un poco antes de lo previsto, pero hay que recordar que la región es muy diversa», dijo esta semana Hans Kluge, director de la Organización Mundial de la Salud para Europa.

«Así que tenemos que tener en cuenta la parte este de la región y las repúblicas de Asia Central, donde este pico todavía puede llegar».

Las autoridades sanitarias de Suecia y Suiza han dicho que se prevé que el pico en esos dos países se alcance hacia finales de este mes.

«Podríamos llegar al pico en las próximas dos semanas si los contactos entre las personas se mantienen en el mismo nivel. Si la gente es más precavida, tardará más», declaró el martes a la prensa Tanja Stadler, jefa del grupo científico suizo frente al COVID-19.

La tendencia se hace eco de la ola de ómicron en África, que según la oficina de la OMS en este continente parece estar estabilizándose, lo que la convierte en la ola de casos más corta hasta la fecha.

Dinamarca, donde los casos están dominados por ómicron, redujo algunas restricciones esta semana y el ministro de salud dijo que la pandemia en el país estaba ahora bajo control.

La Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido ha afirmado que el crecimiento de las infecciones se ha ralentizado en Inglaterra. Se calcula que una de cada 15 personas se infectó en la semana que terminó el 6 de enero, lo mismo que la semana anterior.

(Reporte de Alistair Smout en Londres, Nikolaj Skydsgaard en Copenhague, Emma Farge en Ginebra, Clara-Laeila Laudette en Madrid, Emilio Parodi en Milán, Maggie Fick en Nairobi, Miranda Murray y Kirsti Knolle en Berlín; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *