En tanto, a la fecha los productores conservan en los silos 12 millones de la campaña pasada y justamente con la soja por arriba de u$s500 en el mercado de Chicago y mientras el mercado interno paga por el grano disponible más de u$s340 se espera que se continúen activando negocios en las próximas semanas. Una buena noticia para las arcas nacionales ya que el ingreso de divisas podría empalmarse con la nueva cosecha de la oleaginosa.

Mientras tanto y en lo que respecta a ventas anticipadas de la soja cosecha 2021, a la fecha, según el ministerio de Agricultura, con una estimación de producción de 46,5 millones de toneladas, se lleva comercializado un 12%, que equivale a 5,5 millones de toneladas. Del total 2,37 millones de toneladas son negocios a precio (5,1% de la producción). Según explican los analistas el ritmo de comercialización se mantiene en el nivel del promedio histórico.

El único nubarrón que aparece en el horizonte es la perseverancia del clima seco en Argentina que hoy está sosteniendo los precios internacionales pero que también puede redundar en una baja productiva importante. Quizás como dato a favor se destaca que una caída no muy severa de los rindes podría ser compensada por la suba de los precios internacionales.

En este contexto los analistas prevén que el ingreso de divisas para el 2021 de todo el complejo granario podría superar ampliamente los u$s33.000 millones, lo que representa un incremento de más de u$s10.000 millones respecto a lo que ingresó durante todo el 2020 por el mismo concepto.

Por supuesto que este posible crecimiento exponencial en el ingreso de divisas también está atado a los excelentes valores que muestran actualmente el maíz y el trigo. En el primer caso ayer cerró en Chicago con una nueva suba para ubicarse a u$s195,2 la tonelada. Mientras tanto el trigo cerró con una pequeña baja pero en torno a valores récord en seis años para ubicarse en u$s231,9 la tonelada.

En lo que respecta al mercado interno, el ruido generado a partir del cierre de las exportaciones de maíz generó que los exportadores se pusieran a comprar y a declarar ventas para la campaña 2021 intentando anticipar cualquier medida futura. De esta manera el grano con descarga se negoció a u$s200 la tonelada.

Por el lado del trigo se negoció a u$s222 por la tonelada y los exportadores también se mostraron muy activos a la hora de declarar ventas ante posibles restricciones que pueda llegar a tomar el Gobierno en el futuro.

Yanina Otero

Por fmluzucom

Deja una respuesta