La nueva estrategia de defensa de los EEUU incluye ayuda militar sin restricciones a Ucrania

May 14, 2022
Volodymir Zelensky (Credito: franco fafasuli)
Volodymir Zelensky (Credito: franco fafasuli)

Por voto mayoritario los congresistas estadounidenses autorizaron partidas adicionales de dinero para armamento, logística y entrenamiento militar a las fuerzas ucranianas. Así, funcionarios y jefes militares del Pentágono confirmaron que desde el jueves se ampliaron las actividades de entrenamiento en artillería, sistemas de radares y funcionamiento de modernos sistemas de drones para combatientes ucranianos en centros cercanos al teatro de operaciones militares.

Por razones de seguridad no se han dado a conocer las ubicaciones de los centros de entrenamiento pero se cree que Polonia y otras bases de la Organización del Atlántico Norte (NATO por sus siglas en inglés) brindan el soporte principal a esas actividades.

La estrategia de Washington y la NATO apunta a movilizar instructores, oficiales y otros cuadros militares ucranianos fuera del país para capacitarlos en distintos lugares de Europa. La actividad no estaba autorizada de forma abierta por la administración Biden, por lo que se manejaba bajo estricto secreto, aunque se dio a conocer después de las reuniones del senado que autorizaron su continuidad y profundización.

La primera operación de entrenamiento reconocida por las fuerzas estadounidenses comenzó el jueves con 150 militares ucranianos que iniciaron su entrenamiento en el manejo de los letales drones Switchblade; otro grupo de 120 oficiales de Kiev está siendo capacitado en el uso de artillería, especialmente en la utilización de obuses M0777, un arma que puede ser desplazada por camionetas civiles y batir objetivos enemigos a una distancia de hasta 55 kilómetros con proyectiles de 155 milímetros.

Según la inteligencia rusa, que asegura haber interceptado comunicaciones en territorio polaco, Ucrania ya dispone entre 80 a 100 sistemas de esas armas. Por otra parte, los estadounidenses dieron a conocer públicamente que medio centenar de militares ucranianos terminaron una capacitación de dos semanas en el uso de sistemas de última generación de drones no tripulados Phoenix Ghost, los que están incluidos dentro del material militar enviado a Ucrania por el Pentágono. Sobre este punto, Moscú ha efectuado duras amenazas de ataque a Polonia a quien considera abiertamente país enemigo por brindar ayuda en esta operación e informó que se reserva el derecho de ejecutar operaciones aéreas sobre territorio polaco cuando crea oportuno.

En una profundización de la escalada Moscú denunció que Polonia es la base más importante de entrenamiento e instructores occidentales de los militares ucranianos. La respuesta estadounidense a esas amenazas no se hizo esperar, lo cual insinúa una peligrosa escalada en las acciones militares. No obstante funcionarios del Pentágono confirmaron que continuará el apoyo a Ucrania más allá de las amenazas de Rusia.

Lo cierto es que desde las recientes amenazas de Moscú a Finlandia, cuando ésta hizo público su pedido para ingresar a la NATO, Washington ya no muestra cautela ni reservas en su abierto apoyo a Kiev. En ese sentido, información filtrada a la prensa indica que un alto funcionario de defensa reconoció que otro grupo de unos 80 militares ucranianos comenzaron el pasado martes su entrenamiento en modernos sistemas de tecnología militar estadounidense capaces de interceptar y bloquear toda la red de comunicaciones de las fuerzas militares rusas en la actualidad. “Los estamos capacitando a través de un entrenamiento simple y eficaz sobre el nuevo equipo que les será entregado y que cambiará el curso de las acciones militares y generara serios problemas a Rusia, problemas que no ha enfrentado nunca antes. Estos equipos tecnológicos ocasionaran a los rusos desafíos que no están en condiciones de neutralizar por bastante tiempo y les causara bajas y perdidas en el campo de batalla, aseguró un funcionario de defensa en Washignton.

 Joe Biden (REUTERS/Leah Millis)
Joe Biden (REUTERS/Leah Millis)

Al mismo tiempo, el General Joseph Hilbert, Jefe del Comando de Entrenamiento del 7mo Cuerpo de Ejército en Europa declaró esta semana a la prensa que: “El objetivo de EE.UU y sus aliados europeos es colocar sobre el terreno sistemas y equipos de combate y los hombres capacitados para operarlos rápidamente para que -al mismo tiempo- ellos continúen entrenando a sus colegas dentro de sus fuerzas armadas y así enfrentar exitosamente la invasión de Vladimir Putin”.

El entrenamiento y apoyo estadounidense a Ucrania no es nuevo, lleva más de seis años, Washington ha entrenado soldados ucranianos dentro de su país en un número cercano a 30.000 hombres con una inversión aproximada de 120 millones de dólares distribuidos entre el ejército y la marina ucraniana, según el general Hilbert. Ese entrenamiento inició a mediados de 2015, luego que los separatistas apoyados por Moscú dieron comienzo a sus operaciones militares en la región de Donbas y se extendió hasta finales de ese mismo año, cuando la inminente invasión rusa de esa zona hizo que los estadounidenses retiren sus fuerzas de Ucrania para continuar su asistencia militar desde Alemania. Sin embargo, los últimos 110 instructores estadounidenses que habían entrenado ucranianos en el centro de combate Yavoriv, en Lviv; se retiraron definitivamente de Ucrania a principios de este año cuando su inteligencia militar y la inteligencia del Reino Unido informaron de una nueva e inminente invasión rusa, la que finalmente tuvo lugar el 24 de Febrero pasado.

No obstante, este año, el Pentágono reveló por primera vez a fines de Abril que había comenzado a entrenar oficiales ucranianos en sistemas de artillería y radares en instalaciones militares estadounidenses en su base de Baviera, Alemania; donde se capacito en el uso y manejo de obuses y lanzadores personales anti-blindados a unos 100 ucranianos. Ese grupo regreso a su país y se desempeño exitosamente en combate desde que comenzó la invasión rusa en curso y además entrenó a otros 3 grupos de unos 120 soldados cada uno. Ese entrenamiento demostró ser muy útil para que las fuerzas ucranianas se desempeñaran exitosamente en la utilización de lanzadores anti-blindados, especificamente contra los tanques y transportes de tropas rusas a quienes causaron grandes pérdidas en el primer mes de combate.

Aunque los funcionarios de defensa de Washington no brindan detalles sobre los lugares de entrenamiento en Polonia y tampoco de los sistemas de armas y equipos que se estan enviando a Ucrania, el General Hilbert declaró que los militares ucranianos son de los mejores del mundo y lo muestran en su capacitación como en el manejo de sistemas de armas y comunicaciones. Los ucranianos emplean efectivamente su capacitación y operan por sí mismos con gran profesionalismo en concordancia con sus propias tácticas las armas y el equipo que han recibido, los resultados de las bajas rusas, incluidos varios generales y altos jefes militares de Moscú lo demuestra, declaró Hilbert

También el teniente coronel Jeremy Hopkins, comandante de la 53 Brigada de infantería de combate estadounidense a cargo de un contingente de soldados ucranianos que entrenan en Alemania, describió días pasados que los ucranianos tienen un admirable sentimiento patriótico y profesionalismo, Hopkins cito como ejemplo que desarrollan con gran predisposición la actividad de instrucción para regresar lo antes posible para apoyar la defensa de su patria, declaró el coronel estadounidense en reunión de prensa con periodistas alemanes.

En lo político los lineamientos del nuevo criterio de disuasión integral estadounidense es un elemento central para la administración Biden y es también un punto relevante en la planificación de la nueva Estrategia de Defensa Nacional de Washington, en la cual el Kremlin, conducido por Vladimir Putin, se convirtió en una amenaza real cuya muestra es la invasión militar no provocada de Ucrania. Es en esa dirección que el Pentágono aseguró que continuará apoyando a los militares ucranianos y a sus socios de la NATO para reforzar acciones de disuasión firmes ante la actual agresión militar rusa, pero que tampoco descuidara otras amenazas potenciales como lo son Corea del Norte, Irán y las organizaciones terroristas yihadistas.

Según la administración estadounidense, el entrenamiento y soporte en armas y equipos a las tropas ucranianas por parte de sus fuerzas continuará, aunque el Pentágono tuvo que reconsiderar opciones y variantes para asistir a Ucrania en tal actividad desde la invasión rusa del 24 de febrero. La posición de Estados Unidos es de no cesar la asistencia militar hasta estabilizar la situación a través de acuerdos diplomáticos que permitan aseguran una paz duradera en la región y el mundo.

SEGUIR LEYENDO:

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta