Francia y Reino Unido se intercambian acusaciones por 27 muertos en tragedia migratoria

Nov 25, 2021
Un bote inflable dañado y un saco de dormir, elementos abandonados por migrantes en playa cerca de Wimereux, Francia, 24 noviembre 2021.
REUTERS/Gonzalo Fuentes
Un bote inflable dañado y un saco de dormir, elementos abandonados por migrantes en playa cerca de Wimereux, Francia, 24 noviembre 2021.
REUTERS/Gonzalo Fuentes (GONZALO FUENTES/)

Por Ardee Napolitano y Alistair Smout

CALAIS, Francia/LONDRES, 25 nov (Reuters) – Francia y Reino Unido se intercambiaron acusaciones el jueves, después de que 27 personas murieron al intentar cruzar el Canal de la Mancha en un bote inflable, el peor accidente de este tipo registrado en la vía marítima que separa a los dos países.

En un momento de tensas relaciones por el Brexit y la inmigración, gran parte de la atención se centró en quién debería asumir la responsabilidad, incluso a pesar de que ambas partes se hayan comprometido a trabajar juntas para encontrar soluciones.

«Hay una mala gestión de la inmigración (en Reino Unido)», dijo el ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, a la radio RTL, al tiempo que pidió a otros países europeos que son atravesados por los inmigrantes de camino hacia las costas francesas y luego a Gran Bretaña, que hagan más para ayudar.

«Es un problema internacional», dijo Darmanin. «Les decimos a nuestros amigos belgas, alemanes y británicos que deben ayudarnos a luchar contra los traficantes que trabajan a nivel internacional». Un contrabandista arrestado durante la noche había comprado botes en Alemania, señaló.

Su homóloga británica, Priti Patel, dijo que mantendría conversaciones con Darmanin, horas después de que el primer ministro Boris Johnson culpó a Francia, diciendo: «Hemos tenido dificultades para persuadir a algunos de nuestros socios, en particular a los franceses, de hacer las cosas de una manera que creemos que la situación se merece».

Mientras tanto, voluntarios de rescate y grupos de derechos humanos dijeron que era esperable un ahogamiento catastrófico, ya que los traficantes y los migrantes corren más riesgos para evitar una creciente presencia policial.

«Acusar solo a los contrabandistas es ocultar la responsabilidad de las autoridades francesas y británicas», dijo la ONG Auberge de Migrants.

«Es una tragedia que temíamos, que se esperaba, habíamos dado la alarma», dijo Bernard Barron, jefe en la región de Calais de SNSM, un grupo de voluntarios que rescata a personas en el mar. «Los contrabandistas son cada vez más imprudentes, criminales, lanzando al mar a pobres inocentes que quieren llegar a Inglaterra a toda costa sin conocer el mar».

(Escrito por Richard Lough e Ingrid Melander; editado en español por Carlos Serrano)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *