Francia Márquez acusa a Estados Unidos de intervenir en las elecciones en Colombia

May 13, 2022
Francia Márquez viajó a Estados Unidos para participar en una serie de debates y entrevistas, además de reunirse con sus simpatizantes de la colonia colombiana. REUTERS/Mariano Vimos
Francia Márquez viajó a Estados Unidos para participar en una serie de debates y entrevistas, además de reunirse con sus simpatizantes de la colonia colombiana. REUTERS/Mariano Vimos

La candidata a la Vicepresidencia de Colombia por el movimiento de izquierda Pacto Histórico, Francia Márquez Mina, acusó al embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg, de interferir en las elecciones presidenciales del país con acusaciones presuntamente infundadas contra su campaña, liderada por Gustavo Petro.

“Vimos una declaración del embajador del Gobierno de los Estados Unidos del presidente Biden, decir que tenían una información sobre una posible financiación e intervención del Gobierno de Rusia y Venezuela en las elecciones de Colombia. Aunque no mencionó al Pacto Histórico, aunque no mencionó a Gustavo Petro, es obvio que se estaban refiriendo a nuestra candidatura y a nuestra apuesta política”, aseguró la lideresa social.

Esta respuesta surgió ante una pregunta sobre los pilares de la relación entre Estados Unidos y Colombia, ya que tanto Francia como el candidato vicepresidencial Luis Gilberto Murillo —fórmula de Sergio Fajardo— estaban participando en un foro organizado por el United States Institute of Peace, entidad encargada de crear estrategias no violentas para combatir y mitigar el conflicto armado en el exterior.

Francia también afirmó que la ultraderecha estadounidense ha organizado lobbies para desinformar sobre la apuesta política del Pacto Histórico, mediante “el cuento del castrochavismo y de hacerle creer a los Estados Unidos que nuestra llegada a la presidencia es una amenaza para los Estados Unidos y para Colombia”.

Además, insistió en que la verdadera amenaza para los colombianos residiría en el uribismo, “que nos ha tenido veinte años sometidos a una seguridad democrática que solo ha dejado muertos”. También insinuó que los presidentes colombianos van a “hablar bonito” en Estados Unidos sobre el estado de la paz, pero “la realidad es que todos los días entierran líderes sociales”.

Márquez también aseguró que esta interferencia de Goldberg rompe la historia de neutralidad política que Estados Unidos ha sostenido siempre con Colombia, especialmente en procesos electorales. “Esta es una intervención directa ya del Gobierno de los Estados Unidos a través del embajador en las elecciones”.

Entonces, la activista caucana insistió en que es necesario que se aprenda a construir desde la diferencia.

“Por años, la diferencia ha sido una razón para exterminar al otro. Al que piensa diferente lo asesinan, al que levanta la voz en términos de la diferencia como oposición, es estigmatizado, es amenazado o es asesinado. Esa no puede ser la lógica de un gobierno democrático. Creemos que, al contrario, la democracia es construir con la diferencia”.

Pidió que, en caso de ganar, le permitan al gobierno de Gustavo Petro construir una relación respetuosa de la diversidad. “así no nos gusten las divisiones, hay que construir con la diversidad y la diferencia. Si mañana Gustavo Petro y Francia Márquez llegan a ser presidente y vicepresidenta, ¿se rompería la relación con los Estados Unidos? Creo que no. Yo creo que tendríamos que fortalecerla, tendríamos que construir. Sería una decisión del pueblo colombiano, una decisión democrática”.

Con respecto al tema de la relación con los Estados Unidos, la fórmula de Gustavo Petro aseguró que ha estado basada principalmente en términos de la guerra contra las drogas, la cual ha sido “una política fallida” desde su perspectiva:

“La producción de hoja de coca en Colombia sigue intacta. El narcotráfico también. Decimos que el narcotráfico ha servido en Colombia para dejar los muertos en los territorios y los recursos económicos en los bancos. Un paso es reconocer que ha sido fallida la política antidrogas en Colombia. Fortalecer esa relación implica otro enfoque para atender el problema de las drogas”, dijo Márquez.

Francia afirmó que el problema de la seguridad en Colombia se ha manejado con una perspectiva militarista, pero es una estrategia inefectiva: “la experiencia es que a mayor número de militarización, mayor número de violencias, por la corrupción, por la connivencia que hay entre actores armados del estado y la ilegalidad”.

“El enfoque de atender la seguridad en Colombia va más allá de la militarización: entender los flagelos que generan la violencia. Para nosotros, la violencia no se va a parar si no se detiene el hambre, si no hay condiciones de dignidad para los colombianos. Eso implica fortalecimiento productivo, recuperación de la productividad nacional, tanto en lo agrícola como en la industria nacional, la generación de empleos”, agregó.

Entonces, Francia propone legalizar las drogas y trabajar en los problemas como las tierras y los empleos. Finalmente, mencionó que entre sus prioridades es gestionar los permisos de Estatus de Temporalmente Protegido —TPS por sus siglas en inglés— para los más de 200 mil colombianos que ya huyeron por el conflicto armado y la falta de oportunidades, residen en Estados Unidos y no tienen garantías migratorias.

SEGUIR LEYENDO:

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta