La Justicia británica rechazó este lunes la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no por su argumento sobre el libre acceso de la información, sino porque una condena larga en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos pondría en peligro su vida, principalmente por la posibilidad de ser sometido a uno de los peores castigos de ese sistema carcelario: el encierro solitario.

Por fmluzucom

Deja una respuesta