El Papa promete ayudar al «moribundo» Líbano a resurgir

Nov 25, 2021
Papa Francisco se reune con el primer ministro libanés Mikati en el Vaticano, 25 de noviembre del 2021. REUTERS/Remo Casilli
Papa Francisco se reune con el primer ministro libanés Mikati en el Vaticano, 25 de noviembre del 2021. REUTERS/Remo Casilli (REMO CASILLI/)

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 25 nov (Reuters) – El Papa Francisco, que se reunió con el primer ministro del Líbano, comparó el jueves al país con una persona moribunda y prometió hacer todo lo que esté en su poder para ayudarlo a «resurgir».

Francisco y el primer ministro Najib Mikati, quien asumió el cargo en septiembre después de un vacío gubernamental de un año, se reunieron en privado durante unos 20 minutos y discutieron la devastadora crisis económica y social del país, dijo el Vaticano en un comunicado.

Las consecuencias del colapso financiero del Líbano en 2019 han dejado a franjas de la nación en la extrema pobreza y los donantes extranjeros están exigiendo una auditoría del banco central y reformas financieras antes de liberar fondos.

Agencias de la ONU han advertido sobre catástrofes sociales, y un informe dice que más de la mitad de las familias en el Líbano tenían al menos un hijo que se saltaba una comida en medio de un dramático deterioro de las condiciones de vida.

«El Líbano es un país, un mensaje e incluso una promesa por la que vale la pena luchar», dijo Francisco a la delegación libanesa después de la reunión privada.

Luego se refirió a la historia del Evangelio de Jairo en la que Jesús resucita a la hija de 12 años del hombre, que se creía muerta. Jesús les dijo a los padres que ella solo estaba durmiendo y la niña se levantó cuando Jesús ordenó.

«Rezo para que el Señor tome al Líbano de la mano y diga ‘levántate'», dijo el Papa, y agregó que el país estaba atravesando un «período muy difícil y oscuro» de su historia.

«Les aseguro mis oraciones, mi cercanía y prometo trabajar diplomáticamente con los países para que se unan al Líbano para ayudarlo a resurgir», sostuvo.

La extendida crisis ha hundido la moneda libanesa en más de un 90%, provocó que los índices de pobreza se disparasen y llevó a muchos libaneses a emigrar.

El Gobierno de Mikati finalmente se formó después de un año de conflicto político por los puestos del gabinete que solo empeoraron la crisis.

En agosto, en el primer aniversario de la enorme explosión química en el puerto de Beirut que mató a 200 personas y causó daños por miles de millones de dólares, Francisco prometió visitar el Líbano tan pronto como la situación lo permitiera.

(Reporte de Philip Pullella. Editado en español por Marion Giraldo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *