El Cervantes vuelve a la actividad presencial con «Teoría King Kong»

Jul 22, 2021

Periodista:¿Cómo transpuso las ideas del libro a lo escénico?

Alejandro Maci: Hasta dónde sé es la primera vez que se adapta al teatro y mi procedimiento consistió en generar un encuentro en primera persona con la autora. Propuse el juego teatral de enfrentar en acto sus experiencias y tener a Despentes frente a nosotros, un poco como representante de todas las mujeres. Ella le habla a la sociedad poniendo blanco sobre negro la situación de la mujer a lo largo del siglo XX en el ámbito laboral, sexual, conyugal, político. Hay momentos de ironía, de parodia, pero también otros de arenga encarnizada. Despentes sabe hacer sus críticas con gran sentido del humor y ese es un ingrediente importante. Constituye un de apoyo esencial para que sus planteos puedan llegar y lograr la identificación con el público.

P.: ¿Cómo vibran los pensamientos de Despentes y Woolf en la obra?

A.M.: La Teoría King Kong es un texto político y “El cuarto propio” también lo fue. En ambos casos se trata de dos mujeres que eligieron un lugar cuestionador de la cosmovisión machista que se extendió hasta hace muy poco tiempo y ni siquiera es proceso terminado. Ellas se inmolaron o al menos se atrevieron a decir lo que ha permanecido callado. Todavía hay asignaturas pendientes en el territorio educativo, laboral, salarial, familiar, que deben seguir evolucionando. Pero voces como las de Woolf o Despentes contribuyen a que se vaya provocando un giro copernicano. No puedo evitar que se me asocie a la voz de María Luisa Bemberg desde la Argentina que bregó por esas mismas cuestiones y de quien acabo de terminar el largometraje documental “El eco de mi voz” que participó del Festival de Rotterdam y se estrenará el año próximo.

P.: ¿Cómo fue recuperar las obras tras el impasse de 2020?

A.M.: Se hizo con esfuerzo y perseverancia. El año pasado cada tanto me contactaba Sebastián Blutrach para comunicarme su intención de volver a poner en escena las cuatro obras que adapté. Todo esto se fue postergando, hasta que finalmente fue posible ensayar y presentarla de manera presencial. Es interesante que con la escenificación de la pieza pasó lo mismo que con su contenido: persistió a fuerza de insistencia y resiliencia.

P.: ¿Qué figura de lo masculino construye la obra? Muchos se preguntan si en estos tiempos no hay más lugar para los hombres.

A.M.: El cuestionamiento de Despentes va más allá de una interpelación a los hombres. Es hacia un modo de concebir la sociedad en la que todas las partes están comprometidas. Obviamente ha habido y hay aún un acaparamiento del discurso del poder por parte de los hombres, pero esto, en la mirada de Despentes, también requiere de una reubicación por parte de la mujer. Lo claro es que ya no queda espacio para una vuelta atrás, lo cual genera una perspectiva interesante para las generaciones que vienen.

P.:¿Qué siente al abrir con estas obras esta nueva temporada de estrenos en el Cervantes?

A.M.: Han sido tiempos duros para todos, especialmente para el teatro, para el cine, entre otras. Esto llevó a una crisis de la que costará mucho tiempo recuperarse. De todos modos miro con cierta dosis de optimismo, de muchas otras crisis terminales se ha sobrepuesto el teatro a lo largo del tiempo. ¿Por qué no pensar que también podrá salir de ésta? El teatro es esencial para volver a pensarnos. Es importante que nos refleje, que nos haga pensar, y es importante defender que eso también debe suceder en un contexto grupal, social, como implica una sala teatral.

P.: ¿La obra se entiende sólo en su totalidad o puede verse sólo una?

A.M.: Cada pieza toma una perspectiva diferente y al mismo tiempo son cuatro interpelaciones interdependientes. Por un lado, las cuatro comparten el planteo general de la Teoría King Kong. El libro se publicó en 2006, muchas cosas han sucedido en este terreno años más tarde. Pero cada texto tiene un perfil propio en cuanto a las experiencias que la autora decide exponer de su vida. Porque algo importante del texto como construcción es que adopta el modo de una crónica personal, de un diario de experiencias de quien lo narra que acontecen en cuatro ámbitos diferentes. De ahí la división dramatúrgica. Concebí las adaptaciones de un modo lúdico, se puede ver sólo una y participar del juego o ver más de una si se busca la experiencia completa. Un solo texto alcanza para conocer la Teoría King Kong.

Comparte esta pagina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *