Desde muy chiquito, Dylan se sintió atrapado por el golf y su abuelo lo llevó a una escuelita municipal. Hoy, a los 17, con varios torneos ganados, busca apoyo para competir en el exterior.

Por fmluzucom

Deja una respuesta