En noviembre siguió creciendo la cantidad de divisas que los exportadores tienen pendientes por liquidar. La diferencia entre ventas acumuladas declaradas por las empresas y los dólares que realmente entraron al país fue de u$s5.293 millones, lo que indicó un deterioro de u$s244 millones con relación a octubre. A pesar de todo, el balance cambiario de caja dejó un superávit de u$s450 millones. Los datos corresponden al comparativo entre el balance cambiario que reporta el BCRA y los datos del Intercambio Comercial publicado por el INDEC que detallan sólo las declaraciones de la Aduana informadas por los operadores del comercio exterior. Es decir, uno indica el flujo de caja y el otro el devengado. Por caso, si se toman los datos del INDEC en lo que va del año hubo un superávit de comercio exterior de u$s12.497 millones, pero si se analiza cuánto de ese resultado se concretó hasta ahora, la cifra se reduce a u$s7.565 millones. La diferencia se debe a las demoras de los exportadores en ingresar las divisas y a los pagos adelantados hechos por importadores. Tales demoras se consideran como normales y dentro de los plazos habituales del comercio exterior.

Por fmluzucom

Deja una respuesta