Por su parte, el presidente de CAIJ Emmanuel Poletto, precisó que “se vendieron juguetes más económicos a un ticket promedio de $650 por juguete”.

El aumento de ventas para esta celebración proporcionó cierto dinamismo a los comercios que “contribuyó, al igual que el año pasado, a atenuar la caída respecto a las temporadas de los años 2018 y 2019, que fueron muy malas. Cabe recordar que en enero de 2019 se registró una reducción del 13,5% en unidades vendidas respecto de 2018”, explicó Poletto.

Las categorías de juguetes que más crecieron en la comparación interanual fueron juguetes de ruedas (triciclos, coches a pedal, patines) con un incremento de 4,3% y pelotas 3,1% y artículos deportivos de juguete 2,1%, todos relacionados con los juegos al aire libre.

Otras subas se dieron en muñecos/as y bebotes (1,9%), didácticos y material educativo (1,6%), autos y camiones (1,6%) y primera infancia (1,5%).

Por el contrario, las categorías que cayeron fueron juguetes con radio control y motor incorporado (-4,7%) e instrumentos musicales de juguete (-1,9%)

“Los pedidos de reposición a la industria argentina era algo que no venía sucedido los años anteriores. Muchas familias al haber pasado las fiestas en sus hogares o al haber resignado sus vacaciones, compraron productos para el aire libre y la casa”, explicó el presidente de la CAIJ.

Los sondeos de la CAIJ indicaron que se aprovecharon promociones de los bancos como el 30% de descuento con hasta 12 cuotas sin interés del Banco Nación y un descuento de comisiones a los comercios con la plataforma TODO PAGO que se tradujo en descuentos al consumidor incentivando las ventas con más opciones de pagos electrónicos.

Además, el Programa Ahora 12 en sus diferentes modalidades (3, 6, 12 y 18 cuotas) representó el 75% de las transacciones con tarjetas, en especial la venta de productos de mayor valor como toboganes, triciclos, metegoles, entre otros.

Poletto consideró que «la política de reducción de tasas junto a las medidas dirigidas a sostener la economía en esta nueva realidad en un contexto de pandemia, contribuyeron a dinamizar la venta de juguetes de producción nacional».

Los juguetes representan un alto porcentaje de las ventas de Reyes, mayor que para Navidad, de este modo, la CAIJ destacó que «continúa la recuperación de la venta de juguetes en la temporada de Reyes y la industria tiene expectativas de revertir, durante 2021, las pérdidas de mercado interno que se produjeron”.

“Hoy estamos en el 60% de la capacidad productiva por lo que tenemos expectativas que pronto podamos salir de esta pandemia así volvemos a producir a pleno y recuperar el 51% del mercado interno para poder exportar y recuperar los puestos de trabajo que se han perdido», concluyó Poletto.

Por fmluzucom

Deja una respuesta