La comunicación oficial también lamentó “que (los acreedores) en cada ocasión que han tenido oportunidad han optado por amenazar a la Provincia y sus funcionarios con el inicio de acciones legales si no se aceptan sus inflexibles imposiciones”. En este sentido, se recordó que Entre Ríos “ha evidenciado su buena fe en las negociaciones desde el comienzo del proceso, incluso mejorando su propuesta en tres oportunidades, sin un correlato similar de parte de sus acreedores”.

El Gobierno provincial emitió, en 2017, el Bono ER 25 con un capital de u$s500 millones pagadero en tres amortizaciones (2023, 2024 y 2025) y una tasa de interés semestral del 8,75%. La deuda que reclaman los bonistas correspondería al pago de intereses que Entre Ríos decidió no abonar mientras duraba el proceso de negociación, estrategia que también habían adoptado La Rioja, la propia Buenos Aires, o Córdoba, donde esta semana también los acreedores rechazaron la oferta de Juan Schiaretti para reperfilar unos u$s1.700 millones.

En tanto, el Gobierno bonaerense decidió también volver a extender el plazo para el canje de deuda emitida bajo legislación extranjera, esta vez hasta el 29 de enero. El plazo anterior había vencido el lunes, pero el Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense que dirige Pablo López decidió prorrogarlo por undécima vez, en busca de renegociar 7.148 millones de dólares en vencimientos.

“La Provincia planea continuar el diálogo de buena fe con los acreedores privados externos, con el objetivo de alcanzar un acuerdo que respete su capacidad de pago y el marco de sostenibilidad de la deuda pública provincial en el mediano y largo plazo”, resaltó el Poder Ejecutivo bonaerense en un comunicado. El monto a renegociar con los acreedores equivale al 70% de la deuda bruta de la Provincia.

La propuesta oficial incluye canjear 23 bonos en moneda extranjera por nuevos títulos, con un período de gracia de tres años, un recorte del 55% en el interés y del 7% en el capital, y una extensión de la vida promedio de los títulos de 13 años. El objetivo de la administración de Axel Kicillof es ahorrar 5 mil millones de dólares hasta 2030.

En siete meses de negociaciones, el Gobierno no logró avanzar con la negociación: de hecho, a fines de noviembre último la Coalición de Tenedores de bonos provinciales publicó un pliego de condiciones para las negociaciones, que tensaron la relación con Kicillof.

Hasta el momento cuatro provincias lograron renegociar su deuda en dólares: Mendoza, Neuquén, Chubut y Río Negro.

Por fmluzucom

Deja una respuesta