Es que entre 2018 y 2020, ese impuesto era de 3,36 pesos por cada dólar exportado; ahora, con un cargo del 4,5%, el Gobierno busca evitar el impacto de la devaluación del peso.

El decreto, publicado durante el último día de 2020 en el Boletín Oficial e incluye numerosas actividades, apunta a “asegurar el máximo posible de valor agregado en el país con el fin de obtener un adecuado ingreso para el trabajo nacional, así como promover, proteger o conservar las actividades nacionales productivas de bienes o servicios, así como dichos bienes y servicios, los recursos naturales o las especies animales o vegetales”.

Al tener ahora un porcentaje fijo, las retenciones mantendrán un valor constante, evaluaron en las automotrices, que recordaron que las retenciones a las exportaciones de vehículos deben eliminarse, por aumentar el costo de las ventas al exterior y ahuyentar inversiones.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri, las retenciones fueron eliminadas, pero cuando el dólar pasó de 20 a 40 pesos en algunas semanas, se reinstalaron, pero con un cargo fijo en pesos por cada dólar exportado. Eso es lo que la administración de Alberto Fernández acaba de modificar, para volver, desde este viernes, al esquema de porcentajes. A medidos de 2020, el Ministerio de Desarrollo Productivo había eliminado las retenciones “incrementales” a mercados extra Mercosur, decisión que logró el apoyo de las empresas automotrices.

Por fmluzucom

Deja una respuesta