Según Kluge, hay que generalizar el uso de tapabocas, limitar el número de reuniones sociales, respetar la distancia física y el lavado de manos, y combinar estas medidas con sistemas adecuados de detección y localización así como aislar a los pacientes.

Veintidós países de la zona Europa, que incluye 53 naciones, entre ellos Rusia, registraron casos vinculados a esta nueva cepa, que según los primeros estudios está respondiendo a las vacunas, indicó la OMS.

La variante no cambia la naturaleza de la enfermedad y el «Covid-19 no es ni más ni menos grave», afirmó Kluge.

Europa, muy afectada por la pandemia, registró más de 27,6 millones de casos y 603.000 muertes, según la organización, que estima que el exceso de mortalidad se quintuplicó entre 2019 y 2020.

Por fmluzucom

Deja una respuesta