El Jefe de Estado pidió a «todos los argentinos y en especial a los más jóvenes» que «adviertan el riesgo que se está corriendo» y «entiendan que son vectores de transmisión del contagio» de coronavirus, aunque no sean los que más padecen la enfermedad.

«Apelo una vez más a esa responsabilidad social de todos y todas porque el problema persiste, se mantiene y nadie está exento de contagiarse», afirmó el primer mandatario.

Fernández encabezó el acto de puesta en marcha de las primeras 30 obras públicas de 2021 y manifestó además: «La pandemia no se ha disipado. Tenemos un verdadero desafío como sociedad».

«Si no queremos volver atrás y queremos dar ese paso hacia adelante lo que necesitamos es que todos tengamos responsabilidad social. Cuidarnos nosotros para cuidar al que tenemos al lado», aseveró el jefe de Estado.

«Yo espero que los argentinos entendamos. Hemos sufrido demasiado el año pasado como para que no hayamos aprendido», reflexionó.

El incremento de contagios de Covid-19 que se dio en las últimas semanas de 2020, adjudicado principalmente a las juntadas y reuniones por fin de año, puso en alerta a la Casa Rosada, que no pudo disfrutar de la llegada de las primeras dosis de la vacuna Sputnik V.

Ese aumento vino de la mano de un crecimiento en la cantidad de fiestas ilegales, particularmente en zonas de veraneo.

Ante ese panorama, el Gobierno baraja por estas horas la posibilidad de implementar un «toque de queda sanitario» que imponga restricciones en horarios nocturnos, tal como hicieron varios países europeos con el comienzo de la segunda ola de casos: ya cuenta con el visto bueno de los expertos que lo asesoran en el manejo de la pandemia de coronavirus.

Por fmluzucom

Deja una respuesta