Lo resultados de la vacuna Sputnik V constituyen apenas la segunda serie de datos de ensayos en humanos en etapas finales y fueron divulgados muy poco después del anuncio del lunes de Pfizer y BioNTech, que hablaron de una efectividad del 90%.

Como sus competidores, el Fondo Soberano Ruso (RDIF) y el instituto de investigación Gamaleya destacaron en un comunicado la eficacia de la vacuna Sputnik V, actualmente en fase 3 de ensayos clínicos realizados con 40.000 voluntarios.

“El análisis estadístico de 20 casos confirmados del nuevo coronavirus, repartidos entre personas vacunadas y otras que recibieron placebo, indican un nivel de eficacia del 92% de la vacuna Sputnik V después de una segunda dosis”, según el documento.

Hasta ahora, Rusia se ha mostrado recelosa a la hora de compartir documentación científica sobre esta vacuna, ensalzada por el presidente Vladímir Putin, pero ayer sus creadores aseguraron que la investigación será publicada dentro de poco “en una de las principales revistas médicas del mundo y evaluada por (especialistas) homólogos”.

El RDIF también afirmó que aportaría todos los datos necesarios a los reguladores nacionales de los países que quieran comprar la Sputnik V.

Si bien expertos dicen que los datos de la investigación rusa son alentadores y refuerzan la idea de que la pandemia puede controlarse con vacunas, advirtieron que será necesaria una divulgación de información a gran escala para que acceda a una validación internacional.

En Argentina, Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir e investigadora principal del Conicet, dijo que “para que una vacuna sea útil, debe proteger por encima de un 60 por ciento. Si logramos tener vacunas que protejan en alrededor de un 90 por ciento es una excelente noticia. Si bien hay que esperar un poco más a que los resultados se confirmen con más datos, es un comienzo muy bueno”.

En el mismo sentido, el médico infectólogo Martín Hojman señaló que “la eficacia que anunciaron tanto Pfizer como la Sputnik V es muy buena”, pero alertó que “los resultados que se dieron a conocer son preliminares esto quiere decir que estos estudios clínicos no están terminados”.

Hojman describió que en los estudios de ensayo clínico con tantos pacientes, como por ejemplo estos que involucran a 30 mil o 40 mil personas y en el actual contexto de pandemia, “se van haciendo cortes preliminares, por ejemplo se van evaluando las primeras cien, las primeras mil etcétera”.

“Para ser aprobada por la OMS, una vacuna pide más del 50 por ciento, entonces los números son muy buenos” expresó Hojman, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología y añadió que “vamos muy bien pero no son los resultados definitivos”.

Por fmluzucom

Deja una respuesta