Los gatos son conocidos por ser estrictamente carnívoros debido a que necesitan de proteínas de origen animal para su subsistencia. Sin embargo, en ocasiones, podemos sorprender a nuestro felino con opciones vegetales, como las frutas, que pueden aportar otros nutrientes que ayudan a mantener una dieta balanceada. Eso sí, se debe tener en cuenta que la ingesta de estos alimentos no debe superar el 5% de sus raciones diarias de comida.

Las frutillas son una buena opción para gatos, aunque se les deben cortar las hojas y los tallos

Las frutas ofrecen vitaminas, minerales, fibra y agua que colaboran en distintas funciones del organismo. Por ejemplo, brindan antioxidantes que atrasan el envejecimiento celular y contribuyen a fortalecer el sistema inmune. A su vez, el alto contenido de fibra mejora la salud intestinal y evita el estreñimiento. Además, el agua favorece una mejor hidratación y ayuda a prevenir problemas en el sistema urinario de los gatos.

Igualmente, no todas las frutas son aptas para los felinos: las uvas, las pasas, los limones, las naranjas y las paltas deben ser evitadas debido a que pueden provocarles problemas de salud a futuro y molestias digestivas.

Asimismo, conviene que las frutas estén peladas, sin semillas y cortadas en pequeños trozos para que el gato no se atragante al comerlas. Considerando estas indicaciones, ahora sí podemos hacer un listado de los frutos dulces que nuestros felinos pueden recibir como premios excepcionales o en ocasiones determinadas para no interferir en su dieta de origen animal debido a que demasiada azúcar puede dañar su salud.

1. Manzanas

Las manzanas, sin semillas ni núcleo, pueden ser una opción segura para los gatos. Están llenas de fibra y antioxidantes que pueden ayudar a mejorar la salud digestiva y promover un pelaje brillante y saludable. Se recomienda cortar la manzana en trozos pequeños y sin piel antes de ofrecérsela al gato.

No todas las frutas son aptas para los felinos: se deben evitar las uvas, los limones, las naranjas y las paltas

2. Bananas

Las bananas son una fuente de potasio y vitamina C que puede ser beneficiosa para la salud cardiovascular y la función inmunológica de los gatos. Se pueden ofrecer pequeñas porciones de plátano maduro, sin cáscara, como un regalo ocasional.

3. Frutos rojos

Las frutillas, los arándanos y las frambuesas son ricas en antioxidantes y pueden ser una delicia ocasional para los gatos. Sin embargo, se deben ofrecer en pequeñas cantidades debido a su gran contenido de azúcar y siempre asegurándose de retirar cualquier tallo y hojas.

4. Sandía

La sandía, sin semillas y sin cáscara, puede ser una opción refrescante para los gatos en los días calurosos de verano. Está compuesta principalmente de agua y es baja en calorías, lo que la convierte en una opción segura para hidratar a los felinos.

5. Melón

El melón puede ser una fuente de vitaminas y minerales para los gatos. Se puede ofrecer en pequeñas porciones como un regalo ocasional, asegurándose de retirar las semillas y la cáscara.

6. Peras

Destacan su contenido en agua y en fibra, lo que mejora la hidratación general del gato y su tránsito intestinal si es que tiene tendencia al estreñimiento. Su aporte calórico es muy bajo, por lo que es una de las mejores frutas para los gatos.

Por fmluzucom