Luego del eclipse solar total que se pudo observar en Estados Unidos, México y parte de Canadá, los ciudadanos del hemisferio norte ahora podrán disfrutar de otro fenómeno astronómico. Se trata de la lluvia anual de meteoritos Líridas. Aunque su comienzo fue el pasado 15 de abril, recién tendrá su pico más alto durante las noches del 21 y el 22 de este mes, cuando se espera que se puedan divisar hasta una veintena de ráfagas brillantes cada hora. El final de este evento celestial será el 29 de abril.

La máxima actividad de la lluvia de meteoros de las Líridas se producirá entre el 21 y el 22 de abril

Las recomendaciones de la NASA para ver la lluvia de meteoritos Líridas en 2024

Desde la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por su sigla en inglés) explican que, para el próximo 23 de abril, la luna estará en su fase “llena”. Cuanto más luz haya, menor es la probabilidad de visualizar los meteoritos, es por esto que se recomienda esperar hasta la hora más cercana al amanecer. Además de aguardar hasta la hora correcta, los expertos aconsejan que los espectadores se alejen de la ciudad y de sus luces artificiales, dado que la contaminación visual que provocan tampoco permiten ver con claridad la lluvia.

En ese sentido, invitan a la gente a que se lleven una manta o una silla para mirar el cielo con comodidad y los pies deben apuntar hacia el este. En caso de poder observar desde un lugar con oscuridad total, es necesario destacar que los ojos tardan una media hora en adaptarse a la falta de luz. Pasado ese lapso de tiempo, los meteoritos empiezan a hacerse visibles.

03/08/2022 Una lluvia de meteoritos Perseidas ilumina el cielo en 2009 en esta imagen de lapso de tiempo de la NASA. POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/JPL

“Las Líridas se ven mejor en el hemisferio norte durante las horas oscuras (después de la puesta de la luna y antes del amanecer). Busque un área alejada de las luces de la ciudad o de las calles. Vaya preparado con un saco de dormir, una manta o una silla de jardín. Acuéstese boca arriba con los pies en dirección hacia el este, mire hacia arriba, contemplando la mayor cantidad de cielo posible. Después de unos 30 minutos en la oscuridad, sus ojos se adaptarán y empezará a ver meteoros. Tenga paciencia: el espectáculo durará hasta el amanecer, por lo que tendrá tiempo de sobra para echar un vistazo”, se detalla en la página web.

Lluvia de meteoritos Líridas, uno de los fenómenos astronómicos más antiguos

La lluvia de meteoritos Líridas es un fenómeno que se produce todos los años y que alcanza su punto más alto en abril. Además, es uno de los fenómenos astronómicos más antiguos que se conocen. El ser humano dejó registro de su observación hace 2700 años. Concretamente, el primer avistamiento del que haya constancia ocurrió en China en 687 a.C.

Mientras la mayoría de las cámaras miraban hacia el pico de la lluvia de meteoritos Líridas en 2012, el astronauta Don Pettit a bordo de la Estación Espacial Internacional apuntó su cámara de video a la Tierra. Las imágenes de esa noche ahora revelan impresionantes imágenes de la Tierra por la noche con meteoros arrasando (o ardiendo) en la atmósfera.

La NASA explica que “los meteoros provienen de restos de partículas de cometas y de fragmentos de asteroides rotos que, cuando rodean al Sol, dejan un rastro de polvo detrás de ellos”. “Cada año, la Tierra pasa a través de estos rastros de escombros, lo que permite que los fragmentos choquen con nuestra atmósfera, donde se desintegran para crear rayas de fuego y colores en el cielo”.

En tanto, aclaran que “las Líridas no tienden a dejar largos y brillantes trenes de polvo detrás de ellas cuando atraviesan la atmósfera de la Tierra, pero pueden producir ocasionalmente un destello brillante llamado bola de fuego”. Es decir, no se debe esperar una línea dibujada en el cielo, sino más bien la aparición repentina de un brillo.

Por fmluzucom