Luego de diversas versiones y trascendidos sobre el estado de salud de la princesa de Gales, Kate Middleton, dos meses atrás anunció ella misma a través de un video que padece cáncer y que recibe tratamiento de quimioterapia. De esta manera puso fin a una incesante especulación en las redes sociales y en los medios de comunicación desde que fue hospitalizada en enero pasado, para ser sometida a una cirugía abdominal.

Ahora, en medio de su tratamiento contra la enfermedad, los príncipes William y Kate están considerando realizar mejoras en su casa de campo, Anmer Hall, en Norfolk, Inglaterra. La idea es transformar la antigua casona en un “refugio” para poder instalarse allí durante todo el proceso de Kate, según informa el sitio web británico “Ok! Magazine”.

Desde 2015, Anmer Hall es un lugar de resguardo en el que la familia pasa parte del tiempo. Fue su refugio durante la pandemia y lo volvió a ser hace unos meses cuando no se sabía qué tenía Kate ni dónde estaba. Si bien debido a las responsabilidades reales vivían la mayor parte del tiempo en dos residencias más urbanas: el Palacio de Kensington y Adelaide Cottage, ubicada en los terrenos del Castillo de Windsor, aproximadamente a 40 kilómetros del centro de Londres, los fines de semana permanecían en Anmer Hall, pero ahora la vida de la familia está sujeta al tratamiento de Kate pasarán más tiempo en la casa de campo.

“Ellos (William y Kate) están completamente enamorados de Adelaide Cottage, pero allí sólo reside su familia, no hay habitaciones para el servicio doméstico ni para nada más que living, comedor, cocina y sus dormitorios. En cambio, Anmer Hall es mucho más grande y tiene amplios jardines”, contó una fuente cercana a la familia al sitio web británico.

Los duques de Cambridge y sus hijos en Anmer Hall

Esta casa en un country de Buenos Aires ganó uno de los mayores premios de arquitectura del mundo

De acuerdo a lo detallado, el príncipe William quiere ampliar un anexo de la casa de campo que actualmente está vacío. Sin embargo, todavía no se inició la reforma, ya que el monarca estaría evaluando una posible reacción de los ingleses respecto a los costos de tales mejoras. A pesar de que, la necesidad de renovar el espacio no es por lujo… Kate necesita en este momento vivir más cómodamente durante el complejo tratamiento contra el cáncer que afronta.

Cómo es la casa de campo

A tres horas en auto desde Londres, Anmer Hall es una propiedad georgiana con 10 habitaciones, pileta y cancha de tenis privada, construida en 1802. Forma parte de Sandringham Estate, una vasta estancia de 8000 hectáreas propiedad de la familia real desde 1862 que cuenta con iglesias, parroquias y casas de campo. Una de ellas y a tan solo cinco minutos en auto desde Anmer Hall está la residencia principal de la finca, Sandringham House, donde el rey Carlos III y la reina Camilla celebran las festividades de Navidad.

Adquirida por el príncipe Alberto Eduardo en 1896 como parte de Sandringham Estate, Anmer Hall tiene una historia variada. Desde ser la residencia de la familia Coldham, pasando por ser alquilada a varios miembros de la aristocracia británica, incluidos el duque y la duquesa de Kent y Hugh van Cutsem. En 2013, los rumores llevaron a afirmar que el príncipe William y Kate Middleton se habían mudado allí, completando la transición dos años después, antes del nacimiento de la princesa Charlotte. La propiedad también fue visitada por el príncipe Harry y Meghan Markle.

Así será el nuevo parque de diversiones con dos montañas rusas de Hot Wheels y una casa de Barbie en la playa

Así es Anmer Hall, la casa de campo a la que Kate Middleton y William planean mudarse de forma permanenteEl interior del living de la residencia de Anmer HallLa idea de William es hacer una ampliación para crear un espacio con mayor comodidad para Kate

La historia que esconden las ciudades fantasmas en las que las casas de lujo fueron abandonadas

La simpleza de Adelaide Cottage

En 2022, el príncipe William y Kate Middleton se mudaron a Adelaide Cottage, construida originalmente para la reina Adelaida, esposa del rey Guillermo IV, en 1831. La cabaña fue utilizada por varios miembros históricos de la familia real, como la reina Victoria, quien la visitaba a menudo para desayunar o tomar el té. La actual familia real formada por William, Kate y sus hijos se habría mudado a la residencia para tener una vida familiar lo más “normal posible”.

Adelaide Cottage

Adelaide Cottage cuenta únicamente con cuatro habitaciones (una para el matrimonio y una para cada hijo) y no cuenta con personal doméstico permanente ni viviendo con ellos, dando muestras, una vez más, de la austeridad y simpleza que los caracteriza para criar a sus hijos. También se sospecha que Middleton podría haberse recuperado en esa casa, ya que a fines de febrero, la Casa Real habló del tema a través de un vocero, quien dijo que la princesa se estaba “recuperando día a día” junto a sus tres hijos y acompañada por sus padres y sus hermanos en aquella ubicación, que es la casa familiar.

A pesar de todo, Anmer Hall se mantiene como su “refugio campestre”, y un dato curioso sobre esta residencia es que, de acuerdo a Sally Bedell Smith, autora del libro Elizabeth the Queen: The Life of a Modern Monarch (Isabel la Reina: la vida de una monarca moderna), en 2015 la difunta reina Isabel hizo un comentario algo extraño sobre Anmer Hall. Después de que la pareja real terminara de renovarla, decidieron reinaugurar la propiedad con una invitación a la reina. La periodista estadounidense contó que en la casa de arquitectura georgiana “tienen una de esas grandes cocinas con un plano abierto con zonas para comer, a lo que Su Majestad opinó: ‘No puedo entender por qué todo el mundo pasa tanto el tiempo en la cocina’”. Su extrañamiento hacia tareas domésticas ordinarias como hacer la cama a la mañana, ordenar la casa, y lavar la ropa tal vez sea la explicación de que este espacio le resulte tan insignificante en los hogares.

Por fmluzucom