Si a I. Roy Cohen le hubiesen dicho en su juventud que superaría el siglo de vida, quizás se habría mostrado, al menos, sorprendido. Hoy, el hombre de 101 años, que nació en una granja sin luz y agua corriente y llegó a ser el CEO de una exitosa empresa farmacéutica, mira hacia el pasado y comparte los secretos de su longevidad: una rigurosa dieta mediterránea, el ejercicio físico, su ambición y proyectos.

Para Cohen, la clave para una vida tan larga y para llegar a su edad en buenas condiciones es “salir de la zona de confort”, aseguró para Business Insider. Algo que aprendió en sus primeros años de vida, cuando era más una necesidad que un deseo, ya que el entonces niño nacido en 1922 se crio con sus padres en una granja que no tenía electricidad ni acceso a la red de agua. Solo había una estufa de leña en la cocina y un inodoro fuera de la casa.

El hombre creció en una granja sin electricidad (la imagen es solo ilustrativa)

El padre de tres hijos -el mayor, de 63 años- y seis nietos, junto a su difunta esposa Joan, recuerda que cuando era niño, llevaba un cubo de agua en cada mano hasta los gallineros y se prometía a sí mismo que no viviría así toda su vida. Tras estudiar en una escuela con una única aula, recibió una beca para ir a una universidad agrícola, donde se graduó de microbiólogo y obtuvo un máster en bioquímica y nutrición. Luego, consiguió un trabajo en una empresa farmacéutica y años más tarde se convirtió en CEO de otra compañía del mismo rubro.

Mantener la mente en forma: una de las claves de la longevidad, según Cohen

La idea de la jubilación anticipada me resulta horrible. Es embrutecedor”, afirmó Cohen, que tras 55 años de carrera se jubiló recién a los 81 años. Sin embargo, en las dos décadas siguientes, el hombre siguió muy activo. Incluso hasta hoy, que además de gozar de buena salud, gestiona sus finanzas, supervisa las reformas y se interesa por la filosofía.

El hombre asegura que hace ejercicio todos los días (la foto es solo ilustrativa)

En la entrevista al medio citado, el exCEO contó que “constantemente tiene un proyecto en marcha”, como ahora, que repara la entrada y el tejado de su casa, con nueva iluminación y ordena el papeleo para preparar su declaración jurada de ingresos. “Me mantiene la mente en forma”. Para él, estar ocupado es sinónimo de felicidad.

Dieta mediterránea y fitness: otros secretos para llegar a los 101 años

Sin embargo, eso no es todo. Cohen reveló algunas reglas simples que a lo largo de su vida siguió y considera que son también responsables de su longevidad. Una es la dieta mediterránea, popular entre directivos y millonarios y basada principalmente en pescado fresco, verduras y aceite de oliva —en lugar de alimentos procesados y la carne bovina—. “Si quiero picar algo, como un trozo de coliflor, una zanahoria o un pimiento rojo”, detalla.

La dieta mediterránea fue uno de los consejos del hombre de 101 años

Además, aunque Cohen hizo ejercicio físico desde niño, cuando arrojaba fardos de heno al vehículo y al granero en la granja de sus padres, hace tiempo incorporó el fitness a su vida. A sus 101 años, hace 20 minutos de ejercicios de piernas sentado en la cama todas las mañanas. También, al menos 60 “circuitos” de caminata cada día, por la cocina y el salón.

Por fmluzucom