Trabajo remoto para el exterior: crece el pago de sueldos en criptomonedas

Abr 8, 2021

Si bien facturar para el exterior tiene como beneficio el pago en dólares, si se deposita ese dinero en la Argentina, se liquida al cambio oficial, lo cual no resulta conveniente dada la brecha que hay con el dólar blue. Por esa razón, muchos optan por abrirse cuentas en el exterior o bien cobrar el sueldo en criptomonedas. “Hay muchas empresas que están pagando los sueldos a través de tarjetas prepagas, en cuentas del exterior o bien en criptomonedas”, aseguró Blanco.

Con la performance que tuvieron los bitcoins los últimos meses, son muchos los que están optando por este medio para cobrar su salario. Es la manera más creativa que los empleados encontraron para hacerse de los fondos sin perder en el camino. Para ello, transfieren, por ejemplo, las criptomonedas a una billetera digital con jurisdicción en Argentina, o bien, acuden a las llamadas cuevas cripto, un negocio que comenzó a florecer en el último tiempo y donde se cobra una comisión aproximada del 5% por la operación.

Según el índice global de compra de criptomonedas, elaborado por la firma Chainalysis, Argentina es uno de los mercados más desarrollados en cuanto a la obtención de monedas digitales. De hecho, ocupa el puesto 28 entre 142 países.

“El último semestre tuvimos un crecimiento notable de un 400% de usuarios. En este primer trimestre se está repitiendo, hay una tendencia muy positiva. Los empleadores, pagan en dólares, euros o libras y después como usuario elegís cómo recibirlo. Así, muchas personas que antes recibían pesos comenzaron a interesarse por las cripto o stablecoins”, aseguró Raúl Ortiz, Head of Business Development Latam de Bitwage, una plataforma para freelancers y exportadores de talento argentino que precisan cobrar sus trabajos en el exterior.

En los últimos meses, las páginas que conectan a freelancers con empleadores del resto del mundo evidenciaron un auge de inscriptos. Cada vez son más los interesados en trabajar de manera remota para mercados del exterior, una de las bondades que el home office y la pandemia generaron.

Comparte esta pagina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *